En Mendoza

Denunció a un supermercado por $300 mil y la imputaron por estafa

La denunciante sufrió una caída en el centro comercial en 2010 y reclamó una indemnización por una quebradura en su mano derecha. Sin embargo, tras comprobarse que dio datos falsos, terminó complicada.
lunes, 19 de octubre de 2015 · 11:14
El hecho ocurrió en Godoy Cruz, Mendoza, y se remonta a enero de 2010, cuando la mujer (de 62 años y de profesión odontóloga) estaba realizando compras en un supermercado VEA de esa ciudad, y por la existencia de verduras sobre el piso trastabilló, perdió el equilibrio y terminó cayendo al suelo, golpeándose su mano derecha que sufrió una quebradura de la muñeca, a lo que se le sumaron golpes en la rodilla y tobillo derecho.

Allí, según precisa el diario mendocino Los Andes, tras la realización de placas radiográficas se le diagnosticó fractura de los huesos del carpo de la mano derecha, razón por la cual fue enyesada e internada en hospital Italiano de Godoy Cruz.

Según la denuncia -ante el Tribunal de Gestión Asociada Nº 1- la odontóloga recibió durante el transcurso de 7 meses, certificados médicos indicándoles reposo laboral, recibiendo el alta médica, con una incapacidad del 19%, de la Junta Médica del Ministerio de Salud, el 26 de julio de 2010.

Con esos argumentos, la profesional aportó a la demanda argumentos sobre un ingreso mensual de algo más de 16 mil pesos, mientras que dijo que la facturación entre febrero de 2009 a enero de 2010 ascendía a la suma de 142 mil pesos, agregando que, en ese mismo lapso de tiempo, recibió un sueldo de 55 mil pesos, tras lo cual le reclamó al supermercado VEA una indemnización de 325.474 pesos.

ESTAFA PROCESAL

Esa primera parte tuvo su continuidad en una denuncia en su contra por estafa procesal, al asegurar que la mujer "falsificó instrumento privados, en reiteradas oportunidades para introducirlo al proceso , con el fin de 'engañar' al juez, tratando de conseguir una eventual indemnización mayor a la que el correspondería".

Según el expediente, en marzo de este año, la denuncia ingresó a la Unidad Fiscal de Capital, donde se contabilizó la presentación, por parte de la ahora denunciada, de 21 recibos del 3 al 28 de febrero de 2009, pero que habían sido impresos el 21 de octubre de 2010.

Mientras que la odontóloga aportó otros 50 recibos con fechas que van del 28 de febrero de 2009 al 26 de enero de 2010, pero como que habían sido impresos en abril de 2011, lo "que se colige que la totalidad de los recibos individualizados son apócrifos", señaló la fiscal Orieta Daniela Chaler, calificando el hecho como "falsificación de instrumentos privados reiterados (71 hechos), en concurso real y en concurso ideal con la estafa procesal, en grado de tentativa".

La mujer, que de denunciante pasó a imputada, se encuentra en libertad a la espera que el caso sea elevado a juicio.

La Estafa Procesal se encuentra tipificada en el art. 250.1.7º del Código Penal y configura un sub tipo agravado del delito de estafa, lo que lleva aparejado unas penas superiores a las establecidas para el tipo básico de estafa.

El art. 250.1.7º castiga con una pena agravada hasta seis años de prisión y multa cuando: "Se cometa estafa procesal. Incurren en la misma los que, en un procedimiento judicial de cualquier clase, manipularen las pruebas en que pretendieran fundar sus alegaciones o emplearen otro fraude procesal análogo, provocando error en el juez o Tribunal y llevándole a dictar una resolución que perjudique los intereses económicos de la otra parte o de un tercero".

 

(Fuente: Minuto Uno) 

Comentarios

Otras Noticias