En Buenos Aires

Liberan a la chica que se hizo cargo del crimen de su amiga tras una pelea por Facebook

La chica de 14 años que se hizo cargo del crimen de una amiga en la localidad bonaerense de Ciudad Evita tras una pelea por Facebook, fue liberada y quedó bajo el cuidado de su abuela, en tanto que sus padres permanecían prófugos, informaron hoy fuentes judiciales.
sábado, 26 de noviembre de 2011 · 17:51

La adolescente quedó libre alrededor de las 22.30 de ayer del instituto de menores en el que estaba alojada desde la noche anterior, luego de que el juez de Garantías del Joven de La Matanza, Daniel Testi, aceptara el planteo formulado por su abogado, Claudio Lifschitz.

Según dijo el defensor a Télam, consideraba que la menor fue detenida "como rehén", ya que creía que el fiscal del Fuero Penal Juvenil, Emilio Spatafora, buscaba que sus padres se entregaran al ver a su hija detenida.

"No se puede tomar una medida contra su libertad porque por su edad es inimputable", argumentó Lifschitz y agregó que, al detenerla, el fiscal "atentó contra los derechos del niño" y su situación fue tratada "más gravemente que la de un adulto".

Es que para el defensor, a la adolescente "en ningún momento le comunicaron su derecho a no declarar", y su detención en el instituto de menores fue "un castigo".

"Si bien estamos ante un hecho gravísimo, ella actuó en defensa propia. Por eso pedí que se le conceda la guarda a su abuela, que es una persona instruida y preparada, ya que además de vivir esta situación, la menor tiene a sus padres prófugos", agregó.

En relación a sus padres, Lifschitz dijo que se entregarán "una vez que estén dadas las garantías", ya que considera que hasta el momento hubo "irregularidades" en la instrucción de la causa.

Según los investigadores y varios testigos, Claudia Molina (16) fue asesinada el martes de dos puñaladas por la madre de la chica de 14, que salió en defensa de su hija, cuando ambas peleaban en el pasillo de un edificio de Ciudad Evita a raíz de una disputa que había comenzado días atrás en Facebook.

Al momento de la pelea también estaba presente el esposo de la agresora y padre de la chica de 14, quien portaba un arma de fuego y efectuó cuatro disparos para amedrentar a la víctima.

Bajo amenazas con un arma de fuego, el padre de la joven de 14 obligó a Molina a salir al pasillo para pelearse con su hija.

Según el hermano de la víctima, Abel Molina (30), agarró de los pelos a su hermana, y cuando la sacó al pasillo le empezó a gritar a su hija y a su mujer: "Mátenla, mátenla".

"Como mi hermana, digamos, estaba ganando la pelea, la madre de la chica la apuñaló y cuando estaba en el piso la empezaron a patear entre todos", declaró Abel.

Luego, Abel trasladó a su hermana al policlínico de San Justo, adonde llegó fallecida por la gravedad de las heridas sufridas, en tanto que los agresores escaparon.

"De lo que yo tengo en la causa, la que mató a Claudia fue Cintia, la mamá de la chica. Yo también le imputo el hecho a `Pincho`, el papá. El trató de que la pelea se produzca. Llegó a los tiros al barrio y redujo de tal manera al hermano de Claudia que nadie pudo evitar el hecho", afirmó hoy uno de los fiscales del caso, José Luis Maroto.

Agregó que acusa a los padres de la adolescente de "homicidio agravado por premeditación de dos o más personas", que tiene la pena de prisión perpetua.

Mientras sus padres permanecen prófugos, la chica de 14 años se presentó el jueves con un abogado ante la Justicia y declaró que fue ella la que cometió el crimen.

Según su versión, ella subió sola al departamento de la víctima para pedirle que dejara de molestarla con los mensajes de texto y Claudia apareció con un cuchillo y comenzaron a pelear.

Siempre según los datos aportados por Lifschitz, la adolescente contó que primero fue herida en un dedo de la mano y que en medio del forcejeo, tomó el cuchillo y le aplicó a Claudia un puntazo en el omóplato.

Para el abogado, el hermano de Claudia "miente en todo" y según su versión, está acreditado que la chica subió sola a conversar con la víctima, y sus padres y tres hermanos menores se quedaron abajo.

"Si su intención era matar a la otra chica no va a ir en su propio auto y con toda su familia", argumentó Lifschitz. (Fuente: TELAM)

Comentarios