Gracias a la distancia de la tragedia, Urgencias zafó

La cantidad de víctimas involucradas en el accidente de tránsito ocurrido a la medianoche en Calingasta hubiera hecho colapsar al Servicio de Urgencias del Hospital Rawson, la cual no está equipada para dar asistencia inmediata a una veintena de heridos. Pero en medio de la desesperación que provocó la noticia, hubo una bocanada de aire que permitió dar respuestas a la emergencia: la distancia de la tragedia, ocurrida a 124 kilómetros de la Ciudad de San Juan.
sábado, 15 de octubre de 2011 · 11:15

Por Gustavo Martínez
gmartinezpuga@tiempodesanjuan.com

Enterados del accidente en las montañas calingastina, las autoridades del hospital Rawson dispusieron un inmediato operativo de reorganización del Servicio de Urgencias. Y eso les permitió tener las camas y los médicos necesarios para dar asistencia.

Ese operativo tuvo tres grandes patas.

En primer lugar, buscaron dentro del mismo hospital un lugar para los pacientes de Urgencias con estado de salud más delicado.

La segunda medida fue aún un poco más compleja: descongestionar la Terapia Intensiva, por si era necesario derivar allí alguno de los accidentados. Así fue que derivaron pacientes a las terapias del hospital Marcial Quiroga y de clínicas privadas.

Y, en tercer lugar, hicieron funcionar el mecanismo de convocatoria a los médicos para poder dar asistencia simultánea.

Autoridades del hospital Rawson admitieron que, en medio de la desesperación, la distancia de esta tragedia les permitió acondicionar y salvar las limitaciones del Servicio de Urgencias del Hospital Rawson.

Comentarios