sábado 21 de enero 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Opinión

Chau mundial (gracias por todo!), hola campaña: toda la carne ya está sobre el asador

Será el proceso político más tenso y frontal de lo que va del siglo, lo demostraron los primeros minutos. Está la fecha, los protagonistas y los discursos. A colocarse el casco.

Por Sebastián Saharrea

Como se preveía, se conocieron esta semana los más importantes ingredientes del menú que se irá cocinando a fuego intenso en el primer semestre del 2023 con las elecciones provinciales.

Se supo el día, sin mayores sorpresas. También, los pesos pesados que la protagonizarán, con la virtual asunción de Sergio Uñac en condición de contendiente en la entrevista que dio a Tiempo de San Juan, y con la única excepción de la incerteza de José Luis Gioja. Y, lo más importante, cómo será la campaña, para qué lado pretenderá llevarla cada uno y el indubitable aroma de que será uno de los lances políticos más disputados y de alto voltaje de las últimas décadas. Campaña en la que revestirá condición protagónica la pulseada judicial por el tercer mandato, que también acaba de comenzar.

El día para ir a votar no sorprendió a nadie, rondó lo que se preveía entre abril y mayo, el gobierno prefirió la fecha más lejana para esquivar los balazos de sus contendientes sobre el eventual poco tiempo de preparación. Habrá que subrayarlo, nadie puede declararse sin tiempo para armarse.

Nada impidió que cada uno hiciera su juego. El gobierno local, porque concretó su anunciada acción de toma de distancia de las elecciones presidenciales que ocurrirán en agosto (Paso) y octubre, bajo la pretensión de gambetear a su condición de mochila de plomo. La oposición, porque acentuará el esmerilado sobre una decisión a la que consideran impulsada por el paladar de la conveniencia y no por el ahorro de turnos electorales.

Alcanzó un minuto posterior al anuncio para que se concretara. De todos modos, ese ajuste de las provincias de acuerdo a conveniencia de coincidir o no con las gestiones nacionales según lo que éstas tracciones, no es nueva. Y siempre es mejor evitar esa centralidad porteña para comicios de gobierno locales, para concentrarse en la agenda propia. En especial, como está diseñado un sistema de medios nacionales donde se asustan en un pueblo de 1.000 habitantes por la inseguridad en La Matanza.

Tampoco es exclusividad sanjuanina. De hecho, ese mismo 14 de mayo irán a las urnas otras 5 provincias, entre las cuales figura Jujuy. La provincia conducida por el radical Gerardo Morales, además precandidato presidencial que será recibido con cariño por una parte de la dirigencia de Cambiemos que hoy objeta el adelanto en San Juan.

La centralidad de Sergio Uñac plantado en el medio del ring y repartiendo casi en soledad es también muy reveladora sobre su decisión de presentarse o no para un tercer período. Tema sobre el que habrá una confirmación oficial en la semana entrante, aunque por lo que se ha visto hasta ahora no surge margen para la duda. Tiene cuatro patas, mueve la cola y dice guau, es un perro.

En la entrevista del martes con Tiempo de San Juan y Paren las Rotativas, el mandatario comentó que aguarda un gran scrum familiar para redondear su decisión, pero dejó más que insinuaciones sobre lo que hará cuando sentenció que “íntimamente tengo la convicción”, que tiene “plan B pero menos consolidado que el A” o que le gustaría de su lado “un duelo de titulares” con José Luis Gioja.

En evidente alusión a aquella pretensión de Miguel Ángel Pichetto de un duelo presidencial entre titulares con Cristina y Macri. Pero provincializando sobre Gioja en la interna, y sobre Orrego en la oposición, a quien también le dedicó el recuerdo que de que “hemos competido varias veces”. No lo dijo, pero fue con triunfo de Uñac, aunque los tiempos y las condiciones siempre cambian.

Duelo éste último entonces que con altísima probabilidad será reeditado el 14 de mayo próximo. Sobre el que sobrevolará hasta el último minuto de la presentación de listas (el 25 de marzo, dentro de 3 meses) la incertidumbre sobre la asistencia o no de José Luis Gioja. Que surgirá producto de los bordados políticos de última hora, negociaciones bajo la urgencia del reloj, vieja costumbre peronista. Condimento, de cualquier manera, que impactará en las chances reales de Uñac y de Orrego. Sin duda.

Y finalmente, quedó configurado también el formato de la campaña. Que en sus primeros chispazos, ya dejó pruebas suficientes de que será la más dura y frontal en lo que va del siglo. Ya no habrá oposiciones sin grandes pretensiones como en los últimos turnos, ahora hay una oposición con perspectivas y posibilidades reales de ganar. Al menos, de disputar con intensidad, de allí que el volumen no sea el mismo antes que ahora. A colocarse el casco.

Del lado del oficialismo, ya están los trazos sobre el terreno al que buscarán llevar a sus contrincantes. Que no es otro lado que el del debate sobre los temas políticos y económicos candentes, poner por primera vez a la defensiva al cuartel local de JxC.

Lo ensayó el propio Uñac en reunión con empresarios, un sector que sigue sin resultar de la simpatía política de un gobierno con el que no lo fue mal, menos aún en contraste con gestiones presidenciales anteriores. A ellos se dirigió el gobernador para recordarles lo que había sido el impacto macrista en San Juan, en especial en el sector productivo (uvas y vino) y construcción (rutas). Y reafirmó en la entrevista con Tiempo que “sólo di datos, no opinión, y lo seguiré haciendo”.

Tampoco se privó de raspar a Orrego sin nombrarlo cuando cuestionó un acto político en la Capital Federal con Larreta. No se conocía públicamente, pero probablemente el mandatario sanjuanino sí sabía la bomba que explotaría luego con el fallo de la Corte por los fondos, pero fue el anticipo de una pelea más de fondo. Con el eje en el centralismo porteño, se verá si el sanjuanino tiene suerte de que eso germine en la opinión pública.

Marcelo Orrego, por su lado, también ya mostró que intentará llevar la campaña para su lado más amable. Que consiste en mantener el entorno que lo ha dejado donde llegó: más distante de los temas espinosos –tarea delegada a dirigentes cercanos- y esquivar las balas con elegancia. Mientras, servir una mesa de debate con la inestimable contribución del medio ambiente nacional, los traspiés del gobierno nacional y su presunto efecto extensivo hacia las provincias.

Explotar el clima de época, el fin del peronismo. No entrar en asuntos complejos de ser explicados, pero sí acentuar el malhumor de las consecuencias de la inflación. Ahora, les podrá venir bien la confrontación con la Corte, siempre al reparo del trabajo grueso que se hace en Buenos Aires.

En el medio de esa campaña ya desbordada y al rojo vivo, cae ni más ni menos que la apelación ante la Justicia para que se expida si Uñac puede o no volver a ser candidato. Alentada por JxC en diferentes tonalidades, también por una parte del oficialismo como el giojismo. Y de resolución impredecible.

Se disparó con formato de campaña y seguirá bajo ese paraguas. Lo presentó un partido minoritario como Dignidad Ciudadana, los grandes tanques de la coalición como Orrego y Martín saludaron a la distancia. En el oficialismo creen que ese envase fue presentado así para preservar a los máximos candidatos del roce frontal. Por lo tanto, buscarán traerlos a la arena en persona, que accionen judicialmente dando la cara. Y al giojismo, piensan tratarlo con lenguaje peronista: que ellos más que nadie conocen de proscripción.

Arrancó con toda la furia, final abierto. Mientras tanto, pasó la alegría mayúscula, gracias Leo. Ahora, a adaptarse a las miserias de entrecasa. Felices fiestas y wellcome to the jungle.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Por primera vez en casi dos años, el local donde funcionaba Falabella abrió sus puertas
Proyecto de Josemaría. Foto: Florencia Blanchero
Tragedia en el centro sanjuanino: caminaba con su hijo, se descompensó y llegó muerto al hospital
ANSES, plan Mi Pieza. 
El auto en el que se desplazada Pinardi junto a otras cuatro personas quedó destruido.

Te Puede Interesar