crimen en san vicente

Difunden imágenes de la casa del horror en el country San Eliseo

La mujer acusada de ahogar a su hijo de 6 años confesó que lo mató para vengarse de su marido. Encontraron ropas del nene de 6 años pintadas con aerosol, mensajes en el espejo del baño a su otra hija, escritos en paredes de la vivienda contra su esposo, entre otras imágenes
viernes, 23 de marzo de 2012 · 08:09

“Flor te amaré forever. Disfruta tu vida”, le escribió Adriana Cruz a una de sus hijas, de 15 años, en el espejo del baño donde ahogó a su pequeño hijo para vengarse de su ex marido, tal como ella confesó.

Florencia, una de sus dos hijas, estaba durmiendo en su habitación cuando ocurrió el crimen, cuya pared da justo con el baño donde fue asesinado su hermano de seis años.

La adolescente escuchó algunos ruidos pero le restó importancia y siguió durmiendo, informaron fuentes que están a cargo de la investigación de la causa al programa El Expediente, que conduce Paulo Kablan.

El programa, que se emite por C5N,  mostró un documento exclusivo con varias imágenes reveladoras de la escena del crimen.

Otras de las fotografías, tomadas por los peritos policiales tras el hallazgo del asesinato, muestran que en una de las paredes de la casa, sobre un pasillo, Cruz escribió en aerosol agravios contra su ex marido. “Psicópata, manipulador, mentiroso, miserable y ambicioso” es el mensaje que dejó la mujer.

Ya en su habitación, escribió: “Loca de amor. Enjoy!” y en una camisa que conservaba de su ex pareja pintó las iniciales “HDP”. Con ese mismo material también tiñó varias prendas de su hijo de 6 años a quien mató, según confesó ante la prensa, para “vengarse” del padre de sus tres chicos.

Adriana Cruz se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico, según reveló el fiscal Leandro Heredia, y había estado internada 40 días en un centro de salud mental de Quilmes, al sur del conurbano bonaerense, entre noviembre y diciembre pasados.

Su ex marido, Carlos Vázquez, había radicado una denuncia en febrero contra su mujer, porque ella había amenazado con matar a sus hijos ahorcándolos o con pastillas para dormir, añadió el fiscal Heredia.

Cruz y Vázquez se habían conocido en Cancún hace 16 años. Tenían tres hijos, de los cuales la mayor de 15 y el nene de 6 vivían con la madre, mientras que la nena del medio -de 14 años- se había mudado con su papá porque tenía una mala relación con su madre, según publica el diario Clarín.

Comentarios