tragedia del tren en ONce

El Gobierno espera la definición judicial para actuar en la tragedia ferroviaria

El jefe de Gabinete, Abal Medina, aseguró que en el Ejecutivo se aguarda que la 'pericia judicial determine quién es el responsable' del choque que dejó 51 muertos y más de 700 heridos. Afirmó que a Cristina Kirchner 'no le temblará el pulso' para tomar acciones.
lunes, 27 de febrero de 2012 · 15:14

El jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manuel Abal Medina, afirmó anoche que el Gobierno esperará los resultados de las pericias judiciales sobre el accidente ferroviario ocurrido en Once para "tener más datos y elementos y tomar las soluciones que los argentinos saben que tenemos".

"Hay que esperar que la pericia judicial nos diga quién es el responsable", afirmó el funcionario nacional para luego remarcar que "a la Presidente no le va a temblar el pulso" para definir acciones sobre los culplables.

En declaraciones televisivas, Abal Medina criticó el "aprovechamiento político" de la tragedia que puso el foco en la figura de la presidente Cristina Kirchner, y aseguró que la jefe de Estado "estuvo presente desde el primer minuto de lo ocurrido".

Abal Medina destacó el rol de la Presidente, al afirmar que "estuvo hablando permanentemente con los ministros, comandando y dirigiendo, como se espera de un jefe de Estado", y agregó: "A los minutos de ocurrir la tragedia, la Presidente envió al secretario de Transporte (Juan Pablo Schiavi) y al ministro de Salud (Juan Manzur) a la zona del hecho".

"Directamente, o a través de los ministros, estuvo todo el día siguiendo cada una de las cosas, siguiendo la situación de las personas perdidas, enviando a Manzur a recorrer hospitales para atender a las víctimas. Al final del mismo día, decretó el duelo y expresó sus condolencias", contó.

Al criticar el "aprovechamiento político" de algunos dirigentes políticos y medios de comunicación, el jefe de Gabinete aseveró que "muchos no pudieron esperar ni un minuto para decir que la culpa era del Gobierno solamente porque se llevan mal por una cuestión política, empresaria o judicial con nosotros".

En tanto, el funcionario afirmó que los hechos "acrecientan determinadas cuestiones" pero consideró que el Gobierno tiene "una direccionalidad política que no está pensando si tenemos un costo político mañana o pasado, sino en cómo se resuelven los problemas".

"En estos ocho años, nunca utilizamos lo urgente para cambiar una política. Siempre fuimos sólidos y sensatos porque estamos trabajando en una determinada direccionalidad. No nos dirigimos buscando un costo político, buscar o agrandar un costo político", sostuvo. Fuente: infobae.com

Comentarios