Acto en Casa de Gobierno

"Me gusta esta Argentina real, les pido que la valoremos y cuidemos", afirmó Cristina

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo que 'me gusta esta Argentina real, les pido que la valoremos y cuidemos', al encabezar un acto en Casa de Gobierno donde se entregaron los certificados de créditos del Bicentenario.
martes, 14 de febrero de 2012 · 00:09

"No quiero una Argentina de fantasía, me gusta esta Argentina real que estamos construyendo y creciendo con inclusión social", remarcó La jefa del Estado.

"Es importante que advirtamos en qué mundo estamos y la Argentina que tenemos, no para decir que somos los mejores o que vivimos en Disneyworld que por cierto no nos gustaría porque ese es un mundo de fantasía", añadió.

La Presidenta pidió "un gran esfuerzo a los 40 millones de argentinos, y en especial a aquellos que tienen representaciones dirigenciales, sindicales, empresariales, sociales y políticas, que a esta Argentina real en este mundo real la valoremos y cuidemos".

En el marco de su discurso aseguró además que "la clave está en desarrollar cada vez más la inversión y ampliar la producción para que se amplíe el mercado laboral".

Cristina destacó el crecimiento importante en las ventas y salarios, y sostuvo que "nos hubiera gustado tener un crecimiento de trabajo registrado", ya que "hay un sector que no esté registrado y no cuenta con los beneficios del trabajo en blanco".

La Presidenta hizo estas afirmaciones en el marco de un acto en la Casa de Gobierno durante el cual entregó certificaciones del programa de créditos del Bicentenario, "lo que implica incentivar 47 proyectos productivos con inversiones por 800 millones y 2150 nuevos empleos", indicó.

Destacó además la participación de pymes, que son 20 sobre el total de 47.

En este marco, la Presidenta pidió que los empresarios acompañen el aumento de productividad con "incorporación de empleados, para que también haya distribución del trabajo".

Señaló además que "la dirigencia gremial tiene que preocuparse no sólo por los que están en su sindicato, sino por sus trabajadores" y "los empresarios deben incorporar más gente, no sólo aumentar la productividad".

El objetivo es "permitir que también haya distribución del trabajo y no que en el aumento de productividad sean siempre los mismos empleados; son conceptos que tenemos que asimilarlos, ponerlos en nuestra cabeza porque son parte de las políticas que el Estado va a controlar".

La Presidenta también mencionó la situación de España al leer una nota del diario "El País" donde se detalla la rebaja general de sueldos en el marco del ajuste que realiza el gobierno de ese país.
En ese sentido, señaló que "acá conocimos eso en 2001 cuando se le rebajó el 13 por ciento de los sueldos a los jubilados y a los empleados públicos".

Al respecto, destacó que las organizaciones gremiales de España "están pensando en una movilización ascendente" y señaló que evitaron convocar a una huelga general que será a futuro. "Qué suerte tienen los empresarios españoles", agregó la Presidenta.

La Presidenta volvió a remarcar la importancia del mercado interno y sostuvo que "el Estado va a seguir sosteniendo la demanda agregada y seguiremos con esta línea de créditos para redireccionar subsidios que hoy deben ser transformados en fondos de préstamos para ampliar la capacidad de producción de cada sector".

En ese sentido, resaltó el objetivo de "reorientar todos los recursos, no quitar recursos. Hay que optimizarlos para que sean destinados a la inversión, esta es la clave". Fuente: telam.com

Comentarios