Piratas en la web

Revelan el cruce de correos electrónicos entre los dueños de Megaupload

Los detenidos alardeaban de ser 'piratas de la era moderna' y se mostraban conscientes de que alojaban contenido protegido por derechos de autor. El dato surge de un gran compendio de mails intervenidos por el Departamento de Justicia de los EEUU.
viernes, 20 de enero de 2012 · 19:08

El cierre de Megaupload generó una conmoción a nivel mundial que por estas horas se potencia con cada nuevo detalle de la investigación que llevan adelante las autoridades, quienes demuestran que los dueños del sitio tenían claro que realizaban una actividad ilegal.

En ese plan intervinieron mails de los administradores y recogieron conversaciones que serían pruebas de autoincriminación.

El ejemplo más contundente se da en una conversación que mantuvieron el programador Bram Van der Kolk y el director técnico Mathias Ortmann, en la que el primero de ellos asegura: "Tenemos un negocio curioso... piratas de la era moderna :)".

Los dueños de Megaupload eran seguidos por el Departamento de Justicia desde hacía años. Por eso, entre los charlas más reveladoras hay correos del año 2006.

En uno de ellos -difundido por el diario El Mundo- queda claro que los administradores lucraban con los contenidos: "¿Tenemos un servidor preparado para seguir descargando vídeos de YouTube? Kim acaba de decir que es la verdadera prioridad", escribe Van der Kolk, quien a continuación agrega: "Sería bueno tenerlo todo para decidir después cómo vamos a beneficiarnos de ello".

En otro mensaje, este entre el diseñador Julius Bencko y Van der Kolk, el primero de ellos pregunta: "¿Puedes, por favor, encontrarme enlaces de Megaupload a la serie 'Seinfeld'?". Esto probaría que los dueños del sitio tenían claro que en sus servidores se alojaba contenido protegido por derechos de autor.

Mails se multiplican y son parte de una gran carpeta de pruebas, con la que  el Departamento de Justicia de los EEUU pretende demostrar que los dueños de Megaupload sabían que sus sitios se utilizaban para publicar y descargar contenido protegido y que lucraban con ello. El famoso “a confesión de partes…”. Fuente: infobae.com

Comentarios