protesta

Violencia en Santa Cruz por una ley de ajuste que quiso imponer Peralta

El gobernador de Santa Cruz trató de imponer una ley de sesgo noventista, se desató la violencia y La Cámpora lo dejó sólo en el parlamento. Manifestantes y policìas heridos. El tema fue tapa de casi todos los diarios nacionales.
viernes, 30 de diciembre de 2011 · 10:16
El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, no consiguió ayer aprobar en la legislatura provincial las leyes de emergencia económica y previsional, tal cual tenía previsto. La sesión extraordinaria fue suspendida y la policía reprimió a los trabajadores estatales que se oponían al ajuste. Hubo, al menos, 23 heridos.

Los sucesos agravaron la crisis política local. Habrían renunciado el secretario de gobierno, Francisco Anglesio; el ministro de Producción, Jaime Álvarez; y el jefe de la Policía, Jorge Mario Hassan. A última hora estaba en duda incluso la continuidad del propio Peralta.

La agrupación La Cámpora, que contaba con funcionarios y legisladores, anunció su alejamiento de la administración de Daniel Peralta y apuntó contra el mandatario.

El vicegobernador Fernando Cotillo fue el encargado de dar el aviso: “Hemos resuelto suspender la sesión”, dijo, después de los fuertes incidentes en las calles aledañas a la Legislatura. “No están dadas las condiciones”, agregó, e indicó, en declaraciones a una radio de la capital provincial, que no había energía eléctrica y faltaba “el personal necesario para concretar la sesión”.

Las leyes de emergencia impulsadas por el gobierno de Santa Cruz fueron repudiadas por agrupaciones sindicales que desde el miércoles mantenían una vigilia frente al edificio parlamentario. Después del mediodía, algunos manifestantes tiraron piedras contra la Legislatura y rompieron vidrios. La policía reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos. Un patrullero ardió en llamas.

Las normas que se pretendían aprobar en una sesión extraordinaria incluyen una reforma previsional que eleva la edad jubilatoria y altera el 82% móvil que rige en la provincia, dispone el pago de deudas a los proveedores con bonos a cuatro años y suspende las negociaciones paritarias, entre otras medidas, para paliar el déficit de las cuentas públicas.

El paquete de leyes había sido anunciado por el gobernador, Daniel Peralta, quien atribuyó el estado financiero de Santa Cruz a los paros que en los últimos años afectaron la producción petrolera.

Matías Bessi, uno de los legisladores de La Cámpora, anunció su alejamiento del bloque oficialista (compuesto por 22 de los 24 diputados). “Los compañeros de La Cámpora que estamos en la gestión provincial, hemos decidido retirarnos del gobierno provincial, hemos acompañado hasta este momento, pero las condiciones en las cuales se prevé que seguirá la situación, nosotros no estamos de acuerdo, y acá existe un esquema de un espacio político en el cual nosotros no nos sentimos incluidos”, aseguró Bessi.

“No se pueden tomar medidas de impacto económico cuando no se suministra la información necesaria para hacerlo”, añadió el legislador y responsabilizó al gobierno de Peralta y al ex ministro de Economía Diego Robles como artífices del desfinanciamiento de la Salud Pública. Bessi aseveró además que gobernador “claramente” no está alineado con el gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

Medios locales informaron también las dimisiones del secretario general del gobierno de Santa Cruz, Francisco Anglesio, y el jefe de la Policía provincial Jorge Mario Hassan. Anglesio fue candidato a intendente de Río Gallegos por el Frente para la Victoria y es cercano a La Cámpora.

Entre tanto, al menos dos mujeres policías sufrieron quemaduras al caer sobre las fogatas encendidas por los manifestantes y otro efectivo sufrió una herida cortante en la cabeza, por lo que se le dieron cinco puntos de sutura. Entre los que protestaban, unas 15 personas sufrieron heridas de distinto tipo.

“Logramos suspender la sesión pero todavía no hay garantías”, expresó el secretario general de la CTA de Santa Cruz, Alejandro Garzón, tras los enfrentamientos.

El referente sindical cuestionó al gobernador Peralta por “echarle la culpa siempre a los trabajadores” por el déficit de las cuentas públicas. Al cierre de esta edición, se informaba que también había presentado su renuncia el ministro de la Producción Jaime Álvarez en desacuerdo con el tratamiento dado a los proyectos de ley de Reforma Previsional y de Emergencia Económica.

Comentarios

Otras Noticias