Esta tarde

Cristina viaja a Francia para asistir al G-20 y reunirse con Obama

La Cumbre busca concretar una solución a las finanzas europeas. Qué rol tendrá Argentina y los restantes países emergentes.
martes, 01 de noviembre de 2011 · 15:28

(Fuente: perfil.com) La presidenta Cristina Fernández de Kirchner partirá esta tarde a Francia para participar de la Cumbre del Grupo de los 20, que se realizará desde el jueves, en el marco de la cual sostendrá un encuentro con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

A las 20 de este martes, Fernández partirá desde el sector militar del aeroparque metropolitano rumbo a Cannes, en compañía del ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou, para encontrarse en esa localidad con el canciller Héctor Timerman, quien viajó ayer a ese destino.

Será el primer viaje al exterior de la Presidenta luego de haber obtenido una holgada reelección el 23 de octubre pasado, ya que no participó de la Cumbre Iberoamericana que se realizó días atrás en Asunción, Paraguay.

En Cannes, la mandataria participará del encuentro del denominado G-20, en el que se abordará como eje central la crisis financiera de Europa, y sus posibles repercusiones en el resto de los países, y en el que, se estima, la Presidenta exaltará al modelo ejecutado en la Argentina bajo su gestión.

Pero, fundamentalmente, se encontrará a solas con Obama, a pedido de la Casa Blanca, para restablecer las relaciones entre las dos naciones, encuentro que según la Casa Blanca será este viernes próximo. El dato a destacar es que el presidente de los EEUU sólo mantendrá otras dos reuniones bilaterales con Angela Merkel y con Nicolas Sarkozy, en el escaso tiempo que deja liberado la Cumbre.

La Cumbre del G-20 se llevará a cabo entre el jueves y el viernes en Cannes ubicada en el extremo sudeste, sobre el Mediterráneo. Cristina arribará a la ciudad turística el miércoles en horas de la tarde y la actividad oficial comenzará el jueves. La presidencia del G-20, a cargo del mandatario francés, Nicolás Sarkozy, como país organizador, planteó una agenda de trabajo que hace foco en la búsqueda de un rebalanceo en la economía mundial, la reforma del sistema monetario internacional, una agenda de desarrollo, social y laboral, la volatilidad de los precios de los commodities y los desafíos de gobernanza global.

La ayuda de los países emergentes. La Cumbre del G20 podría suponer un giro histórico en la economía mundial con países de Asia y América Latina aportando su ayuda financiera a Europa. Los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) sañalaron estas últimas semanas su interés en participar en la recuperación de las finanzas de los países europeos en dificultades. Estos países, potenciales financiadores, son los que ahora quieren ayudar a Italia, un miembro del G7, o a España, para evitar su propia crisis de la deuda. La solución: los BRICS alimentarían un organismo especial creado por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) en el seno del FMI. Ese organismo especial podría comprar o incitar a comprar la deuda y así aliviar las tensiones en los mercados.

 

Comentarios