espectacular

Avance científico: descubrí cómo ver el nacimiento de un planeta a 500 años luz

Son aquellos que se ubican fuera de la órbita del Sol. Conocidos como exoplanetas o directamente planetas extrasolares.
jueves, 21 de mayo de 2020 · 19:07

Imágenes captadas por el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés), en el Cerro La Silla, Chile, permiten apreciar lo que parece ser el nacimiento de un nuevo planeta a poco más de 500 años luz de la Tierra.

El espiral de gas y polvo alrededor de una estrella revela un espectáculo memorable que podrá verse más seguido con los telescopios del futuro. Son aquellos que se ubican fuera de la órbita del Sol. Conocidos como exoplanetas o directamente planetas extrasolares. Y su existencia tampoco parece ser algo demasiado exclusiva, ya que se estima que existen cerca de 100.000 millones de planetas solamente en la Vía Láctea.

Ahora, el Observatorio Europeo Austral logró captar imágenes que muestran lo que parecería ser el nacimiento de un nuevo planeta en torno a la estrella AB Aurigae, informó en un comunicado.

Ubicada a 520 años luz de la Tierra, AB Aurigae es una estrella joven, precisamente el tipo de estrellas alrededor de las cuales se forman los planetas, generados a partir del polvo y el gas frío atraídos por la estrella. Las imágenes captadas por el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO mostraron, justamente, una espiral de polvo y gas.

Según explicó Emmanuel Di Folco, uno de los investigadores que participó en el estudio desde Francia, este tipo de espirales se forman debido a que el nuevo planeta genera "perturbaciones en el disco en forma de onda". Es como si fuera, ilustró el experto, "algo así como la estela de un barco en un lago".

Las imágenes captadas muestran que en el espiral que sale de la estrella hay un punto particularmente brillante, casi de color blanco en la fotografía. Ahí es donde los científicos estiman que se está formando el nuevo planeta. Y si bien en la imagen parece muy cercano a la estrella, esa distancia es en realidad la misma que hay entre Neptuno y nuestro Sol.

Para que un espectáculo tan fascinante no siga pasando inadvertido para el ser humano, ESO construye un nuevo telescopio que llevará la elocuente denominación de Telescopio Extremadamente Grande (ELT, por sus siglas en inglés) que, con sus 39 metros, se especializará en el estudio de planetas extrasolares.

Comentarios