Viral imperdible

Video: una bloguera intentó comerse un pulpo vivo y terminó de la peor manera

El octópodo se adhirió tanto a su cara que le dejó una herida en la mejilla.
miércoles, 08 de mayo de 2019 · 11:54

Una bloguera china, conocida por su canal "Seaside girl Little Seven", se hizo rápidamente viral en todo el mundo al ser la protagonista de un divertido video: quiso comerse un pulpo, pero el animal se le pegó en la cara para defenderse.

La joven estaba cenando en un restaurante y pidió pulpo, pero había un detalle en particular, el octópodo lo servían vivo.  Fue entonces cuando el pulpo saltó a su cara y se aferró con los tentáculos para pelear por su vida. Este tipo de animales suelen usar sus brazos para envolver a otros animales y sus ventosas para adherirse firmemente a su carne. Tal como pasó con la joven.

Al comienzo del video, que dura menos de 1 minuto, el pulpo ya estaba pegado a su cara, pero ella no parecía tenerle miedo. Se la puede escuchar diciendo a sus fanáticos "miren lo duro que está succionando", mientras intentaba quitar un tentáculo de su labio superior.

Al darse cuenta de que el pulpo no se soltaba, comenzó a asustarse y llorar. Ella gritó frente a la cámara que era "doloroso" y no podía quitárselo mientras se puede ver que usa toda su fuerza tratando de sacar el pulpo, aferrado a su mejilla izquierda.

Su rostro casi se distorsionó en el proceso antes de que el pulpo finalmente se rindiera y la soltara. Una vez que sacó el pulpo, la bloguera recordó su objetivo original cuando gritó "lo comeré en el siguiente video", mientras sostiene a la criatura en sus manos.

Entonces se dio cuenta de que el pulpo se había adherido tanto a su cara que dejó una herida con sangre en la mejilla: "¡Mi cara está desfigurada!".

La bloguera radica en la ciudad de Lianyungang y es famosa por comer todo tipo mariscos, de acuerdo con la información de su cuenta de Kuaishou, una plataforma tipo YouTube. Suele mostrar una gran variedad de mariscos cocidos, incluyendo cangrejos y langostas durante sus shows.

Fuente: Clarín

Más de

Comentarios