miércoles 27 de julio 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Mundo

La izquierda se une en Francia, y Macron podría tener que nombrar a Mélenchon primer ministro

La articulación entre los 4 partidos de la izquierda de Francia deja muy cerca a Jean-Luc Mélenchon de convertirse en primer ministro. Ya hay programa compartido y propuestas reformistas profundas.

Por Redacción Tiempo de San Juan 27 de mayo de 2022 - 18:58

Después de 13 días de discusiones entre los cuatro partidos de izquierda (La Francia Insumisa, Europa Ecología-Los Verdes, el PCF y el PS) y cincuenta años después de la firma del "programa común de la izquierda" del 12 de julio de 1972, el programa de la «Nueva Unión Popular, Ecologista y Social (NUPES) contiene 650 medidas y 8 capítulos que desarrollan lo que sería un quinquenio de izquierda con Mélenchon como primer ministro en caso de cohabitación. Al presentar el programa, el líder de los insumisos sostuvo: "Estamos en un proceso de reparlamentarización de la vida política francesa en un momento en el que el presidencialismo es llevado al extremo".

Los autores del proyecto se explayaron, partiendo del «Avenir en commun », la biblia política de los insumisos, con añadidos programáticos de los otros aliados. Se trabajó mucho en la redacción, para que cada palabra fuera adecuada y aceptada por cada partido. Finalmente lograron ponerse de acuerdo en 617 puntos. Para los 33 puntos restantes, será el Parlamento el que decida, con un voto libre para cada uno.

descarga (4).jpg

En efecto, si bien la NUPES es una coalición electoral y programática, cada partido podrá constituir su propio grupo parlamentario, pero funcionando como intergrupo. La novedad es la propuesta de Mélenchon: crear un «parlamento político» independiente de la Asamblea Nacional, de debate interno con la incorporación de sindicatos y organizaciones sociales.

Para obtener la mayoría de los 577 diputados del parlamento francés se necesitan 289. Si la NUPES lo logra, Jean-Luc Mélenchon debería ser nombrado primer ministro por el presidente Macron puesto que la tradición así lo establece: el primer ministro debe ser elegido dentro del grupo mayoritario. Es el primer ministro quien nombra al gobierno, que, de concretarse, sería de signo contrario al del presidente y constituiría el cuarto gobierno de cohabitación desde 1958.

Lo que cambiaría si la izquierda volviera al poder: una revolución social, ecológica, educativa y fiscal

El programa de la Nupes incluye dos medidas centrales: una subida del salario mínimo a 1.500 euros netos (frente a los 1.302 euros actuales) y una reforma para "restablecer el derecho a la jubilación a los 60 años con un salario íntegro para todos tras 40 años de cotización".

La Nupes también quiere "organizar una conferencia social general sobre los salarios, así como en cada rama", con el fin de discutir los aumentos de forma más amplia, "especialmente para las profesiones ocupadas principalmente por mujeres en los sectores de cuidados, enlace y contacto". También se incluye en el programa la limitación de la diferencia salarial de 1 a 20 entre el salario más bajo y el más alto de una empresa.

La NUPES propone lanzar un vasto programa de creación de empleos, al menos «un millón de puestos de trabajo mediante la inversión en la bifurcación ecológica comprometiéndose con un plan integral de renovación de las infraestructuras para adaptarlas al cambio climático, la reducción de las horas de trabajo, una verdadera garantía laboral estable para todos y un seguro de desempleo protector.»

Ecología

En el capítulo 2 -uno de los más extensos- de este "programa compartido", los aliados en la Nupes acordaron "consagrar en la Constitución la «regla verde», que impone no tomar de la naturaleza más de lo que ella puede reponer" y "realizar una planificación ecológica democrática". La Nupes promete en particular una Francia de "residuos cero", la "soberanía alimentaria" a través de una "agricultura ecológica y campesina", el fin de la "comida basura" y "hacer del agua una cuestión central para la humanidad" con la creación de una "alta comisión" sobre esta cuestión.

Sostiene en su programa la necesidad de una reforma agraria para controlar y regular mejor la tierra y la producción agrícola, y aprobar una ley de orientación y programación agrícola, en particular para facilitar la recuperación de las tierras disponibles, fomentar la instalación de nuevos agricultores y el desarrollo de explotaciones de tamaño humano.

Otro objetivo es luchar contra la artificialización del suelo para evitar la desaparición de las tierras agrícolas útiles y planificar la retirada gradual de los fertilizantes y pesticidas sintéticos, y prohibir inmediatamente los más peligrosos (glifosato, neonicotinoides), con apoyo financiero si es necesario.

Sigue habiendo desacuerdo sobre la energía nuclear, pero sostienen que están de acuerdo en "planificar la transición al 100% de las energías renovables y la salida de la energía nuclear", "abandonar los proyectos EPR (reactor nuclear de nueva generación) y planificar el desmantelamiento, la rehabilitación y la reconversión de los emplazamientos nucleares", pero no ponen fecha e insisten en que los desacuerdos no se esconderán bajo la alfombra». La Nupes propone debatir en el Parlamento para resolver estas diferencias.

Salud y educación

La izquierda quiere "garantizar el acceso a todos los servicios públicos esenciales" a menos de quince o treinta minutos del lugar de residencia. Una especie de respuesta a la crisis de los chalecos amarillos. En cuanto a la crisis sanitaria prometen contratar 100.000 personas para el hospital público y 210.000 cuidadores para los geriatricos afin de "luchar contra la desertificación médica".

La Nupes propone reducir el número de alumnos por clase, acabar con la segregación escolar, revalorizar y formar al personal educativo, integrar el tema ecológico en los planes de estudio desde el jardín de infantes hasta el colegio. Aumentar la alimentación en los comedores escolares al 100% de productos ecológicos y locales, reducir la proporción de proteínas cárnicas en favor de las proteínas vegetales e imponer una opción vegetariana diaria. Contratar a 30.000 funcionarios en la enseñanza superior y la investigación en cinco años y actualizar los salarios a todo el personal, incluido el personal técnico y administrativo.

Fiscalidad

En su texto, los nuevos aliados proponen "hacer verdaderamente progresivos el impuesto sobre la renta y la CSG (contribución social generalizada) con una escala de 14 tramos" (frente a los 5 actuales), "restablecer y reforzar el Impuesto sobre el Patrimonio", incluyendo un componente climático destinado a gravar a los grandes contaminadores". También pusieron sobre la mesa una propuesta para "reorganizar el impuesto de sociedades para establecer la igualdad ante el impuesto entre las PYMES y los grandes grupos", y "favorecer la inversión en lugar del reparto de dividendos, aumentar el impuesto a las sucesiones sobre los patrimonios más elevados teniendo en cuenta todas las donaciones y herencias recibidas a lo largo de la vida" y crear, como había defendido Mélenchon durante las elecciones presidenciales, "una herencia máxima de 12 millones de euros". Las propuestas están -como es lógico- en total oposición a la política de François Hollande, perpetuada por Emmanuel Macron.

La democracia y la Sexta República

La Nupes pretende hacer de la reparlamentarización de la vida política el tema principal de estas elecciones. Este objetivo es coherente con el capítulo 5 del programa, dedicado a las instituciones, que prevé la transición a la Sexta República, definida como "un régimen parlamentario estable, con una nueva constitución aprobada por referéndum". Una serie de medidas acompañan esta transición: el paso a la representación proporcional de la Asamblea Nacional, la revisión del calendario electoral para disociar las elecciones legislativas de las presidenciales, la supresión del artículo 49-3 (que permite la adopción de una ley sin votación, salvo en el caso de una moción de censura) y el refuerzo de los poderes de control del Parlamento, especialmente en lo que respecta a las operaciones exteriores. Entre otras medidas el programa propone establecer el Referéndum de Iniciativa Ciudadana (RIC), democratizar el sufragio dando el derecho a voto a los mayores de 16 años, reconocer el voto en blanco, instituir el derecho de los residentes extranjeros a votar en las elecciones locales, etc.

Lograr la igualdad entre mujeres y hombres

Dentro de los ocho capítulos, el programa desarrolla en el 7 varias propuestas contra las discriminaciones, entre ellas la de adoptar una ley para combatir el sexismo y la violencia contra las mujeres y asignar los mil millones de presupuesto solicitados por las asociaciones, especialmente en la formación y alojamiento. Entre otras tantas propuestas se plantea imponer y hacer cumplir la paridad entre mujeres y hombres en la dirección de las instituciones políticas, administrativas, económicas, sindicales y asociativas.

Europa y la política internacional

«Compartimos el objetivo común de acabar con el rumbo liberal y productivista de la Unión Europea y construir un nuevo proyecto al servicio del cambio ecológico, democrático y solidario, aunque nuestras historias con la construcción europea sean diferentes».

Así empieza el capítulo 8 del programa que propone «reforzar la lucha contra el cambio climático: fijar como objetivo una reducción del 65% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, aumentar los objetivos europeos de producción de energías renovables, establecer un 30% de zonas protegidas, eliminar el gas y la energía nuclear de la taxonomía, adoptar un nuevo tratado medioambiental que incluya el delito de ecocidio.»

Entre otros temas figura «Erradicar la evasión fiscal: acabar con la unanimidad en materia fiscal para eliminar el poder de veto de los paraísos fiscales, introducir un tipo impositivo mínimo para las empresas del 25%, establecer una lista creíble de la UE de paraísos fiscales e imponerles sanciones, para acabar con la competencia fiscal dentro de la UE.»

El programa propone acoger dignamente a los refugiados, dar asilo político a los lanzadores de alerta como Julian Assange y Edward Snowden, defender una posición independiente de Francia, construir una «defensa independiente, republicana y popular», reforzar y democratizar la ONU, reforzar la cooperación económica, ampliar la protección del derecho internacional al patrimonio mundial, etc. Respecto de la invasión rusa el programa sostiene «defender la soberanía y la libertad de Ucrania y del pueblo ucraniano, así como la integridad de sus fronteras, en un contexto internacional de tensiones y guerra en el continente europeo y ante los crímenes de guerra decididos por Vladimir Putin».

Sobre la salida de la OTAN no hubo acuerdo ya que «La France insoumise» propone la retirada inmediata de Francia del mando integrado de la OTAN y, por etapas, de la propia organización. Rechaza cualquier inclusión de Francia en una alianza militar permanente en la región Indo-Pacífica y en otros lugares, así como cualquier intervención militar sin mandato de la ONU. Ecologistas y socialistas se oponen.

Para aplicar el programa los cuatro partidos se muestran dispuestos a romper ciertas reglas de la UE: «Por nuestras historias, hablamos de desobediencia para unos, de derogación transitoria para otros, pero aspiramos al mismo objetivo: poder aplicar plenamente el programa de gobierno compartido".

Rumbo a las legislativas

Durante la oficialización del acuerdo entre los "insumisos", los ecologistas, los socialistas y los comunistas, el 7 de mayo, Jean-Luc Mélenchon se felicitó por haber logrado una hazaña al reunir bajo una sigla común a fuerzas que se oponían entre sí menos de un mes antes. "Estamos escribiendo una página de la historia política de Francia", dijo el que le gusta definirse como heredero de las figuras tutelares de la izquierda -Jean Jaurès, Louise Michel, François Mitterrand, Léon Trotsky o el brasileño Lula- y aprecia poder dejar su huella en la historia de su familia política.

El ex candidato al Elíseo transforma así una derrota (tercer puesto en la primera vuelta en su tercera participación presidencial) en una victoria política. Las encuestas son optimistas: la realizada por Ipsos-Sopra Steria, en colaboración con Cevipof y la Fundación Jean Jaurès para Le Monde, atribuye a la Nupes el 27% de las intenciones de voto, un punto por detrás de los candidatos de la mayoría presidencial cuando dos otras encuestas la dan por delante. Por otro lado, 57% de franceses piensan que la Nupes puede ganar en las legislativas de junio y consideran que Jean-Luc Mélenchon es el principal opositor a Emmanuel Macron.

En la noche del 19 de junio veremos si este optimismo se concreta en una victoria real. En todo caso, es indudable que esta histórica unidad de la izquierda cambia radicalmente la relación de fuerzas en el país galo.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
La viruela del mono sigue sumando infectados en todo el mundo

Las Más Leídas

Robaron 3,5 millones de pesos a una docente y un verdulero de Pocito y los dejaron en la ruina
¿Miércoles lluvioso? Así estará el tiempo en San Juan
Motochorros en acción: así atacan en el barrio Centinela III en Chimbas video
Piden una cadena de oración para el hijo de un reconocido ex cortista sanjuanino
La protagonista del ladrillazo mortal, Gabriela Macarena Núñez

Te Puede Interesar