consumo

El Gobierno pide el “Ahora 30”, pero los bancos se niegan

Con las elecciones muy cerca, el gobierno nacional quiere que Ahora 12 y Ahora 18 sean Ahora 24 y Ahora 30. Las entidades financieras no quieren saber nada.
lunes, 19 de julio de 2021 · 18:12

La administración de Alberto Fernández enfrenta las elecciones de medio término de setiembre y noviembre en plena pandemia y con una crisis económica que ubica los números del país y de las economías familiares con indicadores peores, incluso, que los que dejó la brutal recesión del gobierno de Mauricio Macri.

El gobierno apuesta a dos variables para asegurar un triunfo, aunque sea por escaso margen: vacunas en los hombros y dinero en el bolsillo.

Con las vacunas avanzan aceptablemente y el número de dosis que llegan diariamente al país, más los contratos ya firmados, anunciarían un setiembre con alta inoculación popular.

Pero lo que no puede resolver el gobierno es la crisis económica de los argentinos, y especialmente la de una clase media que se degradó, para la que no hay respuestas.

Los créditos a emprendedores, la baja significativa de ganancias, más otras medidas dan respuesta a un sector medio alto y alto de la población, con salarios que oscilan entre 100.000 y 150.000 pesos, y más.

La catarata de planes sociales y bonos sostienen el consumo mínimo de los estratos más pobres del país. Pero para esa franja media no hay nada. Y es esa franja precisamente la más voluble, la que vota con menos conceptos ideológicos. En su elección, clave en los comicios, la capacidad de consumo es determinante.

Apuntando a ese espacio las autoridades motorizaron la idea de ampliar los plazos de endeudamiento por consumo de los argentinos.

Los planes Ahora 12 y Ahora 18 deberían estirarse hasta Ahora 24 y Ahora 30.

En su intentona se topa con la negativa pétrea de las entidades financieras, las expendedoras de las tarjetas que piden “un aumento de la tasa al 20%”.

Para le oficialismo, los bancos deben “sumarle la tasa del 17% que tienen por la liberación de encajes para invertir en Leliq, ya que la mitad de lo que prestan lo pueden destinar a las letras del BCRA, que rinden 38% bruta, pero sacando el 8% de Ingresos Brutos que ahora les cobra la Ciudad de Buenos Aires y otros gastos, les da una utilidad neta del 34 por ciento".

Uno de los banqueros más influyentes del país declaró a un medio especializado que "el cálculo de ingresos está más o menos bien, pero como hay un límite a las Leliq, de la liberación de encajes una parte se pone en Pases, que también tiene el impuesto a los Ingresos Brutos. Así que el ingreso es un poco menor. Del lado de los gastos, falta la incobrabilidad y algunas otras cosas menores".

Más de

Comentarios

Otras Noticias