Crisis

Cerró Garbarino en todo el país: en San Juan, hay 43 empleados en vilo y denuncian hostigamiento

La secretaria General del Sindicato Empleado de Comercio aseguró que la empresa no quiere pagar la deuda.
miércoles, 3 de noviembre de 2021 · 21:46

La cadena Garbarino cerró todas sus sucursales a partir de los problemas financieros, que se profundizaron con la fuerte caída del consumo en los últimos años. Mientras busca un comprador, se enfrenta con una deuda de más de $4.600 millones y están pendientes unos 3.800 empleados, quienes están cobrando el sueldo de los últimos tres meses en cuotas. En San Juan, la situación es más grave porque, aseguran desde el Sindicato Empleados de Comercio, los trabajadores están siendo hostigados para aceptar el retiro voluntario, que no tiene en cuenta la deuda.

Este miércoles, a tono con el resto de la Argentina, bajó la persiana la última de las dos sucursales de la empresa en la provincia, la que está ubicada en el interior del Hiper Libertad. Esto fija que hay 43 desempleados sanjuaninos, en total. Según la secretaria General del Sec, Mirna Moral, sólo cobran 22.000 pesos por mes correspondientes al Programa de Reactivación Productiva (Repro II), una cifra que no se acerca al salario mínimo, vital y móvil. 

De acuerdo a lo que explicó la gremialista, los empleados de la provincia fueron comunicados el lunes sobre el cierre y se les pidió que se adhieran al retiro voluntario. “La realidad es que hoy no podemos hacer frente al pago de los salarios y solo mantenemos unos 70 locales que abren en forma intermitente porque no tenemos mercadería. Frente a este panorama no nos queda otra opción que cerrar los locales y mantener toda la operación online”, explicaron desde el Grupo Rosales, dueños de la compañía desde el 2020, a diario La Nación. Será esa la opción que tome. Con la consecuente reducción de trabajadores. 

La cadena acumula un pasivo cercano a los $15.000 millones sólo con proveedores, bancos y compañías financieras. Garbarino necesita saldar deudas y levantar cheques impagos de proveedores como Newsan, de Rubén Cherñajovsky, que dirige una de las fábricas de electrodomésticos más relevantes del país, dueño de un portfolio de marcas que incluyen a Noblex, Atma, Sanyo y Philco, o Mirgor, de la familia Caputo, que cotiza en bolsa y es socio estratégico de marcas globales como Samsung o Telefónica.

Los sanjuaninos, dijo la titular del Sec, están siendo presionados para firmar un acuerdo que deje afuera al sindicato y a la Subsecretaria de Trabajo de la provincia y negociar de manera directa con ellos. La propuesta que ofrece la empresa: indemnización simple, sin reconocer vacaciones, en 24 cuotas y que se pague desde enero. Para eso reconocerán el sueldo de octubre, pero sin vacaciones ni aguinaldo. Naturalmente, fue rechazada de plano. Sobre todo, porque no reconoce los sueldos adeudados desde abril o mayo, depende el caso. 

La situación en San Juan, en lo que respecta a la cadenas de electrodomésticos, pasa por un periodo negro. A los 43 empleados en vilo por el cierre de Garbarino, se suman los 5 de Compumundo y los 25 de Ribeiro. 

 

Comentarios

Otras Noticias