Economía

La complicada situación de dos gigantes de electrodomésticos que golpea a los empleados en San Juan

Ribeiro se achicó y recién termina de pagarle el medio aguinaldo de diciembre a los trabajadores. En Garbarino, esperan por la venta de la empresa.
miércoles, 13 de mayo de 2020 · 23:15

El parate económico producto de la pandemia provocó un fuerte remezón en el ámbito empresarial. Los que están padeciendo los efectos son los empleados, que recibieron sus sueldos con recortes o ni siquiera llegaron a percibirlos aún. En San Juan, dos gigantes dedicados a la venta de electrodomésticos venían mal pre-pandemia y ahora, la situación se terminó de desbarrancar. Se trata de Ribeiro y Garbarino, dos empresas que están en la cuerda floja desde hace varios años, la última esperando la venta. 

Ribeiro tiene dos sucursales en San Juan, una en Libertador y Tucumán y la otra en Rawson. Trabajan en la empresa aproximadamente 25 empleados luego de que una gran cantidad de trabajadores decidiera acogerse al retiro voluntario y otro tanto, fuera despedido durante los últimos años.

La situación que atraviesan los empleados es muy compleja, en marzo terminaron de cobrar el medio aguinaldo correspondiente al mes de diciembre. Aún les deben parte del sueldo de febrero y el mes de marzo completo. A las deudas salariales se le suma otro inconveniente: el corte de los aportes patronales, razón por la cual muchos se quedaron sin obra social de forma inesperada. 

Las bajas ventas por la pandemia más los problemas económicos de arrastre condujeron a la firma a achicarse otra vez. El local de la Libertador y Tucumán tuvo que dejar parte de los metros del comercio y próximamente se alquilará como sucedió cuando se achicó por primera vez. El sindicato de Empleados de Comercio local se acoplará a una presentación nacional para que se pongan al día con los pagos a los trabajadores. 

En el caso de Garbarino, la empresa viene atravesando una situación financiera muy difícil, a la espera de una venta salvadora. En cuanto a la situación laboral de los trabajadores de las sucursales de la empresa, se informó que recién les terminaron de pagar el sueldo de marzo a los 55 empleados. 

Los problemas de Garbarino se agudizaron en abril del 2018, principalmente por la caída del poder adquisitivo de los consumidores. A fines del 2019 informes de consultoras privadas indicaban que la caída de la venta de electrodomésticos había sido de 27%. A los inconvenientes económicos propios de la coyuntura se le suman los deudas de la empresa, gracias a una especie de reestructuración descomprimieron la carga financiera mensual y lograron lanzar una plataforma on-line para sumarse al mercado electrónico. Pero no alcanzó. Además de la cadena de electrodomésticos, Garbarino tiene una fábrica de electrodomésticos en Tierra del Fuego. La mitad de la capacidad de la fábrica está ociosa debido a la baja de las ventas. 

La periodista de Infobae, Virginia Porcella, publicó que se aceleraron las negociaciones para definir un nuevo dueño de la compañía ante las exigencias de los proveedores. Uno de los candidatos a la compra es el Grupo Prof y el otro Covelia, vinculada al sindicalista Hugo Moyano. La balanza se inclina más al grupo Prof, ya que la aseguradora tiene la venia del Sindicato de Empleados de Comercio ya que prometió un desembolso millonario para los empleados. 

 

 

 

 

Comentarios