Petrobras: La Justicia ordenó desmembrar la causa

jueves, 24 de septiembre de 2015 · 19:52
La Corte Suprema de Brasil decidió pasar parte de la investigación de corrupción en Petrobras a otro juez, quitándole al controvertido magistrado de Paraná, Sérgio Moro, el control de todo el caso y en contra de la tesis de que todas las ramas de la operatoria están vinculadas legalmente, informó el portal Gacetamercantil.com.

De este modo, el Máximo Tribunal desestimó la postura de la Procuración General y podría abrir el camino para quitarle todo el caso a Moro, cuestionado por vastos sectores judiciales que le achacan haberse "vedetisado", lo que podría incluso derivar en la impunidad de los dirigentes políticos y empresarios que llevó a la cárcel.

Según se supo hoy (jueves 24), el Supremo ordenó que se desmembre el caso de los delitos investigados en la órbita del ministerio de Planificación, un esquema que habría financiado la campaña proselitista de la por entonces ministra de esa cartera, hoy la senadora Gleisi Hoffmann (Partido dos Trabalhadores-Paraná).

Por 8 votos a 2 decidió que se haga cargo del caso uno de los ministros del STF, José Dias Toffoli, en contra de lo solicitado por la Procuración General, que pretendía que quedara en poder de otro miembro del Tribunal, Teori Zavascki, actual "relator" de toda la investigación, conocida como "Lava Jato" (Lavadero de autos).

Dias Toffoli argumentó que investigar si Hoffmann, quien también fue jefa del gabinete de la presidenta Dilma Rousseff, recibió sobornos por aprobar un contrato del ministerio de Planificación con una empresa de software no está relacionado con el caso de Petrobras, por lo tanto puede ser abordado por un ministro que no sea Zavascki.

La mayoría de los jueces en el máximo tribunal de Brasil estuvo de acuerdo, según se preocupó de informar en un comunicado la Corte Suprema.

Hoffmann, en tanto, todavía no ha sido imputada y ella ha asegurado que no obtuvo beneficios de la compañía de software.

Al separar el caso Hoffmann, la Corte estableció que los sospechosos en el supuesto fraude al ministerio de Planificación deberán ser juzgados por un tribunal del estado de Sao Paulo, donde se habría cometido el delito, y no por el juez Moro, de Curitiba.

Los acusadores intentaron impedir que el caso quedara fuera de las manos de Moro, pero no pudieron destruir su argumento de que todos los hechos originados en la investigación de sobornos en Petrobras debían permanecer en su juzgado, en el estado de Paraná.

De aquí en más, otros defensores de los imputados podrían argumentar que sus clientes deben ser escuchados por jueces en otros estados, allí donde se presume que se cometieron los delitos, lo que ataca la centralización del caso por Moro.

Según la legislación brasileña, los legisladores y algunos integrantes del Ejecutivo sólo puede ser juzgados por la Corte Suprema, por lo que Moro no estaba a cargo de la investigación de las más de dos docenas de funcionarios con mandato constitucional, sospechosos de haber recibido coimas de Petrobras, y por ese motivo estaba el ministro Zavascki, para investigarlos desde el STF.

De cara al futuro, las investigaciones por supuestas irregularidades en otros sectores como el de la Energía podrían dejar de ser analizadas por la Justicia paranaense y por la “task-force” encargada del caso, un grupo de fiscales íntimamente relacionados con Moro.

Fuente: Gaceta Mercantil

Valorar noticia

Comentarios