"El plazo fijo nunca perdió contra la inflación"

martes, 06 de octubre de 2015 · 19:19

El ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró hoy que los plazos fijos "nunca perdieron contra la inflación" que afecta a la economía argentina desde 2007, al hablar sobre los rendimientos de diversas inversiones a las que apuestan los ahorristas.

"Nunca (los plazos fijos) perdieron con la inflación", afirmó el funcionario kirchnerista al sostener que el Gobierno ha promovido el ahorro en moneda nacional por encima de otras opciones disponibles en el mercado financiero.

El ministro aseguró que si se compara haber puesto 100 pesos en 2003 en diferentes inversiones como acciones de empresas, plazo fijo, en dólares oficiales e incluso el blue, "siempre lo que ganó fue la Bolsa, después los plazos fijos y después las inversiones dolarizadas".

 

"Bueno, uno mes puede ser (que los plazos fijos hayan perdido contra la suba generalizada de precios en la economía). Pero al final del año se puso encima", dijo el titular del Palacio de Hacienda en declaraciones a radio FM Blue.

El funcionario señaló que los plazos fijos crecieron entre 35 y 40 por ciento en 2014 y apuntó: "Cuando llegamos nosotros el sistema financiero estaba detonado y hoy hay más de 400.000 millones de pesos (en depósitos). Han crecido muchísimo".

De acuerdo con el Informe Monetario del Banco Central, desde que entró en vigencia el aumento de las tasas de interés mínimas establecido el 27 de julio pasado, las colocaciones menores a 1 millón de pesos acumularon un incremento de 11.800 millones.

En ese marco en el que el Gobierno y el BCRA apostaron a la suba de tasas para reducir la fuga de los ahorristas al dólar, los plazos fijos minoristas subieron el 5,3 por ciento durante agosto y acumularon un crecimiento de 49 por ciento en los últimos 12 meses.

Kicillof indicó que las colocaciones financieras en todo el mundo -pero particularmente en países no desarrollados como la Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y el resto de los emergentes- atraviesan "una enorme volatilidad" que afecta no sólo a acciones sino también a títulos públicos.

"Las Bolsas del mundo y en particular de los países en vías de desarrollo oscilaron (en 2014) tremendamente no como un electrocardiograma sino como un sube y baja. Está muy atenuado eso en la Argentina, donde hubo oscilaciones pero más tenues", aseguró.

Y argumentó que eso responde a que otros países están sometidos a fuertes entradas y salidas de capitales porque no tienen controles: "Argentina sí los tiene porque como dicen ´el que se quemó con leche, ve una vaca y llora´, después de lo que fueron los ´90".

 

Comentarios