Francisco Alcoba

“Se viene un mayor control sobre el gasto”

El nuevo Ministro de Hacienda dijo que hay luces amarillas encendidas en el tablero de los números provinciales y que hay que actuar en consecuencia. Coparticipación, deuda pública, presupuesto 2013, emergencia económica, el funcionario no le escapó a ningún tema. Por Viviana Pastor.
lunes, 9 de julio de 2012 · 07:58

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

Francisco Alcoba asumió ayer como Ministro de Hacienda y horas antes habló con Tiempo de San Juan sobre los temas más candentes. El funcionario recordó su anterior pase por el área, en 1995 cuando era secretario de Hacienda de Jorge Escobar, en plena crisis económica del “Tequila”, y le tocó liderar las finanzas públicas en plena tormenta. Ahora, que “se encendieron algunas luces amarillas” en el tablero de los números provinciales, fue elegido por el Gobernador para afrontar una situación económica que a nivel nacional comienza a ponerse complicada.

-Hay provincias que están entrando en crisis, como Buenos Aires, ¿cómo está San Juan?
-San Juan se encuentra muy bien y no es casualidad. Desde el 2003, cuando Argentina comienza vivir un periodo de desarrollo y crecimiento, San Juan y su política impuesta por esta administración, por el gobernador Gioja, tiene las cuentas ordenadas y equilibrio fiscal. Esto es una política fijada que se ha logrado mantener porque es la misma persona la que está al frente de la administración, durante más de 8 años. Es muy simple: administrando y gestionando bien y teniendo claramente las metas de equilibrio fiscal, esto se logra. Equilibrio es: no se puede gastar más de lo que se tiene; y si lo que se tiene se administra bien, usted puede dar todas las funciones del Estado de manera adecuada y que el dinero le alcance. No voy a opinar sobre otras provincias, son realidades distintas, tienen situaciones o elementos que pueden haber ayudado a que tengan situaciones fiscales más delicadas. Pero no me cabe duda que lo que ha ocurrido en San Juan es lo que nos ha permitido llegar a esta situación, equilibrio fiscal o déficit fiscal cero. Ese es todo el secreto.

-¿Se puede complicar esta situación este año?
-Siempre pueden haber turbulencias. Hacienda administra los recursos, y el Estado uno de los recursos más genuinos que tiene son los impuestos, si la actividad económica disminuye, los tributos van a verse afectados, entonces pueden haber algunas turbulencias. Lo hemos vivido, lo que pasa es que en San Juan ha pasado relativamente desapercibido en el año 2009, luego de la gran crisis del 2008 en el mundo con Lehman Brothers y este crujir financiero mundial. Argentina pudo capear el temporal, pero hubo una pequeña caída en el nivel de actividad y eso se reflejó en la recaudación. San Juan, teniendo esta política de administrar bien los recursos, creó un fondo anticíclico pensado para hacer frente temporariamente. Es un fondo que si llegado un momento no se revierte la situación no alcanza, pero permite que  cuando existen turbulencias se pueda llegar a un mismo nivel frente a las obligaciones del Estado. Esto no es casual, fue algo pensado de esta manera y dio resultado. Sí, podemos esperar complicaciones en estos tres años que quedan de gestión; siempre decimos que las probabilidades son mayores porque también el mundo está muy convulsionado. Por eso, por esta situación mundial que se traslada porque todas las naciones están muy interrelacionadas, no descarto que podamos vivir turbulencias. Hay que estar muy atentos a ese comportamiento que van a tener los ingresos y que nos va a obligar a ser mucho más eficientes en la gestión de la aplicación de esos recursos, y en que se va a invertir o gastar.
Cuando hay dinero, en vez de gastar lo que hay que hacer es ahorrar, para que cuando vengan estas vacas flacas, que siempre se dan porque son ciclos de la economía, se tenga el suficiente colchón para poder soportar estos vaivenes.

-¿Se usó en el 2009 el fondo anticíclico?
-Si se usó y se repuso.

-¿Y después?
-No.

-¿A cuánto asciende?
-Es el equivalente a dos grillas salariales completas, estamos hablando de 479 millones de pesos. Puede cumplir funciones si se requiere para salud, educación, porque no es que de pronto haya ingreso cero, no. Puede haber caídas y esto va cubriendo esas caídas hasta salir del ciclo.

-Un fondo que además genera intereses…
-Es un fondo que está incluido en un portafolio de inversiones donde hay títulos públicos, colocaciones financieras, para que no pierda valor. Inclusive se pude mostrar que el rendimiento de estos fondos es de un valor interesante en el sentido que puede preservar el valor de la moneda.

-¿Tiene la provincia algún otro ahorro?
-Está lo que está en el presupuesto que es el plan del gobierno, confeccionado por el Ejecutivo y aprobado por el Legislativo. Estamos hablando de presupuestos equilibrados, quiere decir que no se contempla tener superávit, sino que los ingresos son asignados para que tengan una aplicación en inversión o gasto público. Tener un presupuesto con superávit significaría tener todas las necesidades satisfechas, cosa que es irreal porque en un país en desarrollo siempre se requiere mayor aplicación de fondos. Lo máximo que se puede lograr es el equilibrio. Claro que se puede tener déficit, que es gastar más de lo que ingresa, ahí caemos en una cuestión en la que hay que ser cuidadoso, que es una forma genuina de financiarse que tiene el Estado que es endeudándose. El ahorro que tiene la provincia es a través del fondo anticíclico, y uno de los elementos que tengo que evaluar es si ampliamos ese fondo.

-¿Qué significa ampliar?, ¿cuánto?
-Mayor monto para poder tener más espaldas frente a futuras turbulencias. Hoy tenemos dos grillas, no puedo determinar una magnitud de cuánto más, eso lo vamos a analizar con el equipo. Tal vez cuando hagamos el análisis determinamos que el monto actual es suficiente. 

-¿Cuándo se comienza a diseñar el presupuesto 2013?
-Por Constitución tenemos que presentar el presupuesto de la provincia en septiembre de cada año, pero para esa fecha recién se está terminando o delineando el presupuesto nacional que a su vez es lo que define el nuestro, porque más de un 70 % de nuestros recursos es de fondos coparticipables. Entonces, hasta que no tengamos definido cuánto se nos va a coparticipar es muy difícil poder decir en qué los voy a aplicar. Esto es algo que en agosto se comienza a trabajar y está listo después de haber estimado de cuánto van a ser los recursos para diseñar cuál será el plan de gobierno del año que viene y cuánto se destina a educación, a salud, a seguridad, etc.; y continuar con las obras de infraestructura. El presupuesto es un plan de gobierno y lo define el Ejecutivo.

-¿Hay que modificar el sistema de reparto de regalías?
-Las regalías no son del área de Hacienda, son fondos de afectación específica. Es un ingreso que tiene el Estado y son fondos que no entran a la cuenta general del Estado. La política que se fijó por ley es su distribución con ciertas características. Creo que esto va a seguir siendo tema de debate.

-¿Cuál es su opinión al respecto?
-Técnicamente y en estado puro, que no existe, creo en la unicidad de caja, que significa que todo ingreso tiene que ir a Rentas Generales y luego a través de coparticipación o de políticas de desarrollo de cada región, ir afectando los fondos. Pero que quede bien claro que no es que propugno que todo vaya a Rentas Generales. 

-¿Se va a discutir un nuevo reparto de coparticipación para los municipios?
-Eso se ha estado haciendo permanentemente, y se refleja en los presupuestos y lo que año a año han recibido los municipios. La discusión siempre es positiva, la Nación también se la debe para con las Provincias, la última vigente es de 1988 y la Constitución de 1994 dijo que en los dos años siguientes debía haber nueva ley de coparticipación, han pasado años y no la tenemos. Es un tema álgido y lo mismo que se produce en la Nación se da acá. Son muchos intereses donde todos quieren mejorar su posición, es una puja permanente por tener una mayor porción de esa torta. Ojalá se alcancen esos acuerdos tanto en lo nacional como en lo provincial.

-¿Hay algún proyecto del Ejecutivo de hacerlo?
-No conozco proyecto que se esté discutiendo de algún diputado en particular. Es materia que es traída a cuenta para discusión, pero no sé más, creo que no hay proyecto del Ejecutivo.

-¿Cómo están los números de la deuda de la provincia?
-Los números de la provincia en stock de deuda comparando al 2000-2001,  está en una situación inmejorable. Es una deuda muy pequeña y además está tomada con el Estado Nacional y en condiciones de financiamiento muy beneficiosa, no solamente San Juan sino todas las otras provincias que han entrado en esta política (Programa de Financiamiento Ordenado). El stock de deuda son números muy razonables, muy manejables, podemos decir que no tiene significación el pago de intereses y es de escasa significancia en el Producto Bruto Geográfico, es decir, en las riquezas que produce la provincia; y no requiere hacer un gran esfuerzo a través del presupuesto.

-¿Hay vencimientos este año?
-Sí, está previsto un servicio que es de unos 9 millones de dólares, es poco significativo.

-¿La coparticipación de la provincia está llegando a tiempo y según lo proyectado?
-En tiempo le aseguro que sí, después de una ardua pelea con la Nación. Porque antes se recaudaba y había demoras, entonces se estableció un régimen de goteo permanente, diario, va entrando el dinero que se va recaudando y a través del Banco de la Nación va a cada jurisdicción, de acuerdo a los coeficientes que les corresponde. Va llegando en forma permanente, eso está desde el gobierno de Menem (Carlos Saúl). En el ingreso no hay demoras. Respecto a los montos esperados, estamos observando que se han provocado algunos desfasajes de pequeña magnitud hacia la caída, por debajo de lo que estaba presupuestado. Esto, lo que hace en un tablero de comando es encender las luces de alerta, porque si esto se prolongara o se acentuara, sí podría haber inconvenientes en el normal funcionamiento de los gastos del Estado. Tiene que ver con lo que hablaba de la crisis mundial.
Tengo la expectativa de que estas turbulencias, lo repito al término porque refleja muy bien lo que pasa, usted va en un avión tranquilo y de pronto siente un cimbronazo y le provoca un  susto pero el avión sigue volando bien. La provincia está volando bien  pero puede sentir esas pequeñas turbulencias. Tengo la expectativa que vamos a andar quizás con un valor un poco por debajo de lo que está presupuestado, pero con valores que van a ser perfectamente manejables.

-¿Cuánto menos es lo que se está recibiendo de coparticipación?
-En los primeros 5 meses del año estuvo en el orden del 2 % menos.

-Eso no enciende la luz roja aún…
-No, pero estamos en el tablero de comando en luz amarilla, después pasaremos a una luz naranja, no es un elemento preocupante, pasa que un 2 o un 3 % si se prolonga mucho tiempo… no se olvide que trabajamos con presupuestos equilibrados. Por eso estamos observando ese tablero de comando, porque lo que sí hay que hacer es ser muy eficientes en el gasto, no es hacer menos cosas sino hacerlo todo más eficiente. Que el gasto no sea superfluo o que se lo pueda hacer de una manera más económica; seguir cumpliendo con las funciones pero evitar desvíos de gastos que pueden ser eliminados o reducidos a una mínima potencia.

-¿Por ejemplo qué gastos superfluos?
-Hay muchos, desde consumir menos energía eléctrica, gas, uso de teléfono, combustible, con qué frecuencia y para qué se usan esas movilidades, son muchos y aunque parezca mentira cuando uno va computando y sumando… por ahí se dice: ‘los millones se cuidan solos, lo que hay que cuidar son las monedas’. No estoy diciendo que se produzca un mal uso de los recursos, lo que estoy diciendo es que habrá que tener una política de contención del gasto en todo lo que sea superfluo.

-¿Se viene un ajuste, un mayor control sobre estos gastos?
-Absolutamente. Eso desde el primer día. Somos conscientes que estamos viviendo una situación donde a la Argentina, como a todo país del mundo, le está afectando. Desde el punto de vista provincial y de la recaudación, si bien los valores son pequeños y no son preocupantes, pero me dicen que hay que tener atención en esos elementos. Estaremos vigilantes en las dos herramientas fiscales que podemos manejar, las de los recursos. Tenemos que seguir controlando la no evasión y el cumplimiento de las obligaciones tributarias y por el lado del gasto, no vamos a decir no lo vamos a pagar, el Estado va a seguir cumpliendo con sus proveedores, pero vamos a limitar los gastos que no sean productivos.  

-Hay versiones sobre cambios en los impuestos provinciales, concretamente que se cambiará Ingresos Brutos por un Monotributo general. ¿Qué hay de cierto en esto?
-En materia tributaria constantemente se van produciendo modificaciones en cuanto a hechos imponibles, sujetos, etc. Se está evaluando hacerle la tarea más simplificada al contribuyente, incluso ya existe una especie de Monotributo como existe en la Nación. En esto siempre hay un perfeccionamiento, pero no puedo emitir aún opinión. Cuando veamos lo más conveniente, lo vamos a anunciar.

-¿Vamos a seguir con emergencia económica en la provincia?
-En principio la emergencia económica es una herramienta que ha cumplido su finalidad y que todavía la sigue cumpliendo, la Nación también la ha tenido. Si bien las cuentas están muy ordenadas, todavía hay elementos que no los tenemos totalmente cuantificados y me refiero a la cantidad de juicios, y el monto es lo que está en discusión que queda liberado de este paraguas protector. Porque no es actuar en detrimento del legítimo acreedor, sino en beneficio de toda una comunidad, de que las cuentas no sean embargadas ni objeto de cobro compulsivo. Primero hay que tener un panorama completo y detallado, y en eso se está trabajando fuertemente con Fiscalía de Estado, para conocer ese universo de juicios que hay y los montos que hay para poder hacer frente. Y hasta que no tengamos la seguridad de que vamos a poder manejar eso con recursos genuinos, creo que la ley de emergencia es necesario que continúe. Igual se están pagando juicios, se hacen arreglos y se van pagando, pero permite ir arreglando y pagando en función de las posibilidades

 -¿Cómo puede afectar a la provincia los pagos de los juicios por expropiaciones?
-Eso todavía está en la justicia, hay un caso que ha tenido muchísima resonancia porque se está viendo, a medida que se conocen las investigaciones, que habría serias irregularidades. Se tomó una decisión muy correcta como dijo el Gobernador: ‘ir hasta el hueso’; clarificar todo, si hubo movimientos dirigidos a provocar el querer cobrar valores irracionales, que lo pagamos todos los sanjuaninos. Así que hago la distinción con el resto de otros juicios, acá primero habrá que determinar la validez de esos montos y ahí recién tendremos la magnitud de lo que estamos hablando e ir pagándolo. Se irá pagando todo aquello que corresponda. Entra en el universo de deudas del Estado en gestión judicial, pero primero habrá que depurar que no estemos en presencia de algo… irregular.

 

Comentarios

Otras Noticias