Bonos fiscales: semana clave

San Juan va a la Corte Suprema a defender a empresas promocionadas

El jueves, en la Corte Suprema, se tratará de resolver si empresas promocionadas deben o no pagar a la AFIP una actualización de bonos fiscales con los que fueron beneficiadas. Si bien el caso testigo es de San Luis, San Juan fue reconocida como tercero interesado, por lo que el gobernador Gioja asistirá a la audiencia de conciliación.
martes, 26 de junio de 2012 · 21:59

Según la AFIP, empresas promocionadas deberían pagar la actualización de bonos fiscales, post devaluación. Si bien el caso testigo es de Orbis, instalada en San Luis, nuestra provincia fue reconocida como “tercero interesado”, por el daño que un fallo contra empresarial podría acarrear a la economía local. Por esta razón, Gioja viajará a la audiencia el jueves.

El próximo jueves será la audiencia en la Corte Suprema de Justicia entre la Provincia y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). También estará presente el Gobierno de San Luis y la Ministra Débora Giorgi.

Esta será una semana clave para la resolución del conflicto por los bonos fiscales de las empresas que cuentan con el beneficio de la Promoción Industrial.

Este jueves está previsto el encuentro en la sede de la Corte Suprema de Justicia y estarán presentes los gobiernos de San Juan, La Rioja y  San Luis; la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Ministerio de Industria, representado por la ministra Débora Giorgi.

Por nuestra provincia viajan al encuentro el gobernador José Luis Gioja, el Fiscal de Estado Guillermo De Sanctis y la secretaria de Industria, Comercio y Servicios, Sandra Barceló.

El caso que desató el conflicto fue el de la empresa Orbis, radicada en San Luis. Sin embargo, San Juan y la Rioja fueron reconocidos como terceros interesados, por el impacto que un fallo contra las empresas podría acarrear a las economías provinciales.

El reclamo de la AFIP es para que las empresas promocionadas paguen aproximadamente mil millones de pesos, que deberían por haber actualizado el valor nominal de los bonos fiscales con los que fueron beneficiadas.

La clave del conflicto se encuentra en la devaluación de la moneda nacional que se realizó en el año 2002, provocando que los bonos quedaran desactualizados.

Las empresas con el beneficio de la Promoción industrial concurrieron ante la Justicia Federal, obteniendo algunos fallos positivos e interpretando que podían pagar una cantidad menor de impuestos. Mientras tanto,  la AFIP apeló la medida judicial y obtuvo otros fallos judiciales que determinaban que las empresas debían pagar los impuestos.

A partir de allí se generó la controversia que se espera comenzar a resolver en la audiencia que se desarrollará este jueves en la sede del máximo organismo judicial del país.



Comentarios