cambios en la gerencia de contenidos

Longobardi, Oro, Feimann, duros contra Romero en Radio 10

Marcelo Longobardi habló de la llegada del "Profe" Romero, "No voy a tolerar comisarios políticos", afirmó el periodista. También Oscar González Oro se molestó y calificó a la llegada del funcionario como "nefasto".
miércoles, 20 de junio de 2012 · 12:53

Los cambios producidos en los medios porteños en los últimos días está generando más de una bronca por parte de los periodistas que trabajan, tal es el caso de Radio 10 que pasó a manos de Cristóbal López quien designó a Javier "El Profe" Romero, en la gerencia de contenidos de ese medio.

Las críticas no esperaron, estallaron desde todos lados. Esta mañana Marcelo Longobardi como Eduardo Feinmann lanzaron dardos contra la nueva estrella de Cristóbal López. "No estoy para tolerar comisarios políticos", comenzó su descargo Longobardi. "Tengo una predisposición a enfrentar problemas y hasta para sacar muertos del micrófono. Pero no necesito un controlador ideológico ahora, yo laburo de pensar. No quiero la sombra de un comisario político", agregó y según publicó diario Perfil.

"Vengo a laburar todos los días. Pero me pasó esto esta mañana. Por primera vez en muchos años tuve ganas de quedarme en mi casa. Y he venido en circunstancias extremas, nunca me pasó de no tener ganas de venir. Éste es un punto de inflexión en mi vida y entiendo que en la de Oro también", apuntó.

Ante esto, Eduardo Feinmann se sumó a las críticas y añadió: "Mi contenido no lo vas a manejar, Romero. Hablaste peste de mí. Esta es una radio líder, es una Ferrari, no se puede tunear".

"Javier romero no es solamente 678. Es 678, TVR y Duro de Domar. Cristóbal López me dió su palabra que esto no iba a ser 678. No me gustan cuando me faltan a la palabra. Eso fue lo que me dijeron. Y para colmo Javier Romero no es nacional y popular, le va bomba en la vida", remarcó.

A lo que Longobardi sumó: "Tengo limites profesionales y personales. No tengo ningún problema con nadie. He venido con presiones, con quilombos, te persiguen... Yo vengo igual. Pero la cuerda finita es el limite personal y eso no se puede resolver ni con contratos ni con rating. Si van a arruinar la radio, conmigo no cuenten".

En conclusión, lanzó: "No sé que voy a hacer". "Podemos irnos a otra radio", respondió por último Feinmann ante el silencio de la mesa de trabajo.

Comentarios