Producción en San Martín

Ciruela en túnel, la única experiencia sanjuanina

Se trata de un sistema que une las ramas más altas de los árboles y forma un túnel. La experiencia fue todo un éxito y planean aplicarla a varias hectáreas de la plantación. Por Viviana Pastor.
jueves, 15 de marzo de 2012 · 10:45

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

En la finca Don Domingo, ubicada en San Martín, se encuentra la única plantación de ciruelas de la provincia donde se aplica el sistema de túnel en las plantas. Se trata de un procedimiento para esta producción que consiste en atar las ramas superiores de dos hileras paralelas de plantas en espaldera, y las ramas de los costados entre sí. Cuando el follaje es abundante, se forma un túnel verde bien cerrado entre las plantas enfrentadas.

Su propietario, Romualdo Hebilla, explicó que se empezó a probar este novedoso método de producción en el año 2005, ya que prometía un mayor volumen de producción, fruta más grande y más protección de la misma. “Los resultados han sido muy buenos. Las plantas producen mucha más fruta y de más tamaño. Creo que toda la producción va a seguir este modelo”, dijo Hebilla.

Otro de los beneficios que aporta “el túnel” es que mantiene la fruta a la sombra y ofrece más superficie de cultivo de fruta en los laterales. 

La finca, que tiene 47 hectáreas de ciruelas de 8 variedades rojas, tiene sólo unas pocas hileras donde se probó el sistema para ver si funcionaba en estas plantas y con este clima y suelo. Después de 7 años los resultados obtenidos mostraron que da mejores resultados que la planta que produce sola.

La primera prueba se hizo con ramas atadas a casi 2 metros de altura y luego de analizar las dificultades para la cosecha, se necesitaban sí o sí escaleras, se probó con un túnel más bajo, que permite una cosecha sin escalera, y por lo tanto, más rápida.

Esta plantación se inició en 1995, con beneficio de diferimiento impositivo, en un predio de 237 hectáreas donde hay unas 30 de alfalfa. Toda la finca tiene riego por goteo y un reservorio de agua con capacidad para 17 millones de litros, provenientes del río San Juan.

 “Elegimos plantar ciruela porque queríamos hacer algo distinto, no queríamos hacer uva sino algo alternativo”, contó Hebilla. Como en San Juan no había mucha experiencia en fruta de carozo, los primeros años se contrataron expertos de Chile.

Ellos recomendaron las distintas variedades que van madurando en distintas etapas para tener una cosecha extendida, por eso la actividad de la temporada comienza el 20 de noviembre y termina en 25 de febrero.

Una vez cosechadas las ciruelas pasan por una máquina clasificadora electrónica que las separa por tamaño. Las de primera selección se exportan a Holanda, España, Alemania, Inglaterra y Rusia. Este año se mandaron 20 contenedores de 18.000 kilos cada uno. Las de segunda selección se venden al mercado interno, y luego queda el descarte, que generalmente no se usa, se entierra y se tapa con cal viva, para evitar la propagación de la mosca de los frutos.

Durante la temporada trabajan unas 45 personas en cosecha y empaque. La finca sólo tiene galpón de empaque y la fruta se manda al frigorífico del departamento 25 de Mayo, que administra el grupo exportador.

Este año hubo un aumento de volumen pero una disminución en el tamaño de la fruta. El empresario contó que no tiene una explicación al respecto, pero los ingenieros agrónomos se lo atribuyen al clima: las plantas no tuvieron las horas de frío en las semanas necesarias y al frío lo recibieron acumulado en algunos pocos días.

La falta de buen calibre este año hizo que quedara mucha fruta sin vender, estas ciruelas suelen tener como destino las fabricas de dulces y mermeladas, pero en el mercado local no la elaboran a nivel industrial. “Por nuestra condición ante el Programa de Control y Erradicación de la Mosca de los Frutos (Procem), no se puede llevar esta fruta a Mendoza, donde están radicadas las grandes fábricas como Arcor y La Campagnola”, explicó Hebilla.
   
El consorcio

La firma de Hebilla forma parte del consorcio exportador San Juan Fruits junto a otras 5 firmas de las cuales dos producen ciruelas, Don Yaco y Don Domingo; y las otras cuatro producen uvas de mesa y son Fruto Nuevo, Aymare, Taranto y Agrocuyo.

Natalia Osorio, de la gerencia de este consorcio, dijo que esta temporada el grupo logró exportar más fruta a Brasil, la misma cantidad a Europa y menos volumen a Rusia.

“Tuvimos muchos inconvenientes para exportar por la crisis mundial y nuevas exigencias sanitarias de Rusia”, contó Osorio.

El grupo tiene 10 años y esta trayectoria les facilita las exportaciones porque muchos de los compradores son fijos.

Comentarios

Otras Noticias