viernes 12 de julio 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Juegos Paralímpicos 

Majo Quiroga y el día después de conseguir el boleto a París: "Vivía en un rancho de caña y comía cuando había, y lograr esto es increíble"

Nació en la más humilde de las circunstancias. A los meses de vida quedó ciega y cuando tenía 6, perdió a su mamá de cáncer. Su abuela se hizo cargo de ella, de su historia, y se transformó en el envión que la llevó a conquistarlo todo. En agosto se convertirá en la primera mujer ciclista de la provincia en llegar a unas olimpiadas.

Por Carla Acosta

Sin el bastón, su compañero desde que empezó a dar sus primeros pasos, María José Quiroga baja desde el segundo piso de un complejo de departamentos y se dirige a la vereda para atender a Tiempo de San Juan. Sin ayuda de nadie -sí de un oído y resto de los sentidos súper desarrollados-, conduce al equipo periodístico a su hogar, donde transita una vida completamente normal a pesar de su ceguera. Se maneja sola: después de haber terminado el almuerzo, se sienta y se prepara unos mates para contarle a este medio cómo fue el día después de conseguir el boleto a los Juegos Paralímpicos de París, a desarrollarse desde el próximo 28 de agosto.

Sonriente, acompañada de Willy Quinteros, su guía en sus entrenamientos en San Juan, Majo cuenta que después de que el técnico de la Selección Argentina le confirmó su participación en las olimpiadas (y la de su compañera, Micaela Barroso) prácticamente no pudo pegar un ojo. Al mismo tiempo, se la pasó contestando llamadas y mensajes, pues su teléfono no ha parado de sonar desde la tarde del lunes.

"Cuando me llamó Martín Ferrari no lo podía creer. La esperábamos, pero al mismo tiempo fue como inesperado el momento. La verdad es que estoy muy contenta. Lo primero que hice fue mandarle un mensaje a Willy y después llamé a mi tía, a mis amigas más íntimas", dice de antemano la protagonista.

IMG-20240618-WA0115.jpg

La deportista confiesa que apenas se enteró de la noticia recordó a su abuela Elba, quien se encargó de criarla después de perder, con apenas 6 años de vida, a su mamá a causa de un cáncer. María José creció junto a sus hermanos, en Campo Afuera, Albardón, bajo el ala de su familia materna, a quienes tiene muy presente: "Todos están enterados y están contentos, felices, porque saben todo lo que hemos pasado y el esfuerzo que se ha hecho para poder clasificar. Obviamente hay una mezcla de sensaciones, de emociones encontradas, porque a mí me hubiese encantado que esté mi abuela para poder festejar juntas este logro. Ella también fue parte de este proceso, vivió todo, vivió el inicio de este gran sueño".

A pesar de vivir una infancia y adolescente poco fácil, su abuela fue su gran envión para lograr todo lo que se fue proponiendo. Sus ganas, su carácter y fortaleza, también cumplieron un rol importante a la hora de superar cualquier obstáculo que se le fue presentando. Cuenta que de pequeña fue muy intrépida. "Crecí con muchos primos, siempre jugando con ellos. Yo digo que fui una niña totalmente normal, traviesa... siempre hacía renegar a mi abuela, porque yo no me quedaba quita, andaba subida arriba de los árboles o estaba jugando a la pelota. Nunca me inhibió la condición de no poder ver, me fui adaptando. Mi abuela también tuvo mucho que ver, ella me dijo que mi discapacidad no tenía que ser motivo de lástima", reflexiona.

IMG-20240618-WA0109.jpg

Majo con 14 años empezó a practicar deportes en la Escuela de Educación Especial Luis Braille con Manuel Rodríguez e incluso se dio el lujo de participar de los Juegos Evita. Más tarde se sumó al equipo de deporte adaptado de la Secretaría de Deportes, una decisión que cambió su vida. Claro que fue el ciclismo el deporte que le abrió las puertas a “otro mundo”. Fue enamorándose de la bicicleta tándem y sumando kilómetros hasta llegar las competencias grandes, los viajes a Europa y los podios, entre ellos, la medalla de plata conseguida en Juegos Parapanamericanos 2023.

IMG-20240618-WA0111.jpg

Hoy está a dos meses de la cita más importante de su vida: París y los Juegos Paralímpicos. Y si bien los pasajes ya están a su nombre, todavía no puede creer que en breve será olímpica: "A veces miro para atrás y pienso que estas cosas no me pueden haber pasado, porque no puede ser. Yo digo que es increíble. De haber vivido en un ranchito de caña, de comer cuando había... pero la vida me fue poniendo en el camino a personas tan maravillosas, desde mi abuela y familia hasta mis amigos y técnico de la Selección. Sólo agradecerle a todos ellos".

Embed - Majo Quiroga, el día después de conseguir el boleto a los Juegos Paralímpicos París 2024

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
Franco Aguirre es el nuevo jugador de San Telmo. 

Las Más Leídas

La nueva prueba que incorporará el EMICAR para sacar el carnet en San Juan
El horóscopo de este jueves apuesta por reforzar los lazos en la pareja, en especial para Acuario, Leo y Libra.
La fortuna se hizo presente en San Juan: un sanjuanino ganó más de 6 millones en el Quini6
Exclusivo: detienen a uno de los falsos policías que robó $50 millones de una inmobiliaria de Capital
Atrapan al conductor que atropelló a un motociclista en Rawson y se fugó: la víctima falleció a las horas

Te Puede Interesar