Historia

Empezó en el fútbol a escondidas de su madre y hoy está en la mira de la Selección Argentina

Se llama Victoria Illanes y tiene 14 años. Se trata de la única sanjuanina preseleccionada para el Campeonato Sudamericano de Fútbol Femenino. "Estoy viviendo un sueño", confiesa.
martes, 15 de junio de 2021 · 11:04

Victoria tenía apenas 8 años cuando forjó sus primeras gambetas en Árbol Verde, a pocos metros de su casa. A escondidas, porque en realidad su mamá creía que practicaba hockey sobre césped, la joven fue la primera del clan Illanes en iniciarse en el fútbol. Lo suyo era serio. A los pocos meses pasó a Peñarol, pateó el tablero en su casa y más tarde se sumó a las filas de San Martín, donde actualmente es la futbolista más joven del plantel profesional. Pero no tiene techo y va por más: hoy está en la mira de la Selección Sub-17 y sueña con jugar el Sudamericano con la Albiceleste. 

"El año pasado me avisaron que integraba la Sub-15 y este año me mandaron un mensaje que decía que estaba preseleccionada para la Sub-17. Ya tuve mi primera videoconferencia, una charla en la que me preguntaron cómo venía entrenando. Estoy muy emocionada, no tengo palabras para explicar lo que siento. Sé que no es fácil pero voy a pelearla, quiero pasar de preseleccionada a seleccionada", dice la joven de 14 años desde la puerta de su casa, en el barrio Costa Canal, Capital. 

Su debut en el fútbol sanjuanino fue con 12 años.

Con la camiseta de San Martín, esa que defiende cada fin de semana que le toca jugar, y una pelota en mano, la misma que usa con sus hermanos para los tradicionales picaditos en la cuadra, Victoria confiesa que nunca imaginó estar en la mira de la "Albiceleste". Sobre todo por cómo se dieron sus inicios en el fútbol: a escondidas de su madre, quien en un principio se rehusó a verla con los botines y los cortos.  

"Yo empecé hockey, pero cuando vi un partido de fútbol entre chicas dije ´bueno, vamos a probar´. Mi mamá no sabía nada. Después se enteró que yo practicaba fútbol porque el técnico de mi hermano en Peñarol se lo dijo. Ella sonrió y explicó que no, que yo no jugaba (risas). Después me lo preguntó a mí y le dije todo. A ella no le gustaba porque decía que no era un deporte para mí. Después aflojó y me propuso levantar las notas de la escuela, que así me dejaba", cuenta la futbolista. 

Así fue como mejoró su rendimiento en la primeria del colegio Provincial Concepción y su madre le dio vía libre al sueño de ser futbolista. "Yo perdí a mi papá de niña y ella se puso al hombro la familia para salir adelante. Fue quien nos dio fuerza y jamás nos desamparó. Siempre estuvo con nosotros. Estoy muy agradecida de ella. Ahora, con esto de la selección, la familia está muy contenta, ella también", sostiene Victoria. 

Vicky se destaca como carrilera, es decir, por jugar por las bandas. 

Ahora la cabeza está puesta en el seleccionado nacional. Por la pandemia de coronavirus y restricciones, la Liga Sanjuanina de Fútbol suspendió los entrenamientos y competencias de todas sus disciplinas. Pero Victoria está tramitando un permiso especial que la habilite entrenar en el Hilario Sánchez. Volver al ruedo le permitirá estar a tono de las exigencias del entrenador argentino y prepararse, en caso de convencer al cuerpo técnico, para el Campeonato Sudamericano de Fútbol Femenino. 

Lo que dicen de ella...

"Técnicamente juega muy bien. Es una jugadora muy rápida. Tiene personalidad y muchas ganas de jugar. Además, es buena persona y muy profesional para todo. El fútbol le encanta y se nota", Pepe Bravo, DT del femenino de San Martín.

Fotos: Gabriel Iturrieta

 

Comentarios