Gran Premio de Austria

Fórmula 1: por qué algunos pilotos no se arrodillaron contra el racismo

En el retorno de la máxima competencia del automovilismo mundial hubo un gesto de apoyo contra el racismo, aunque no resultó uniforme.
domingo, 5 de julio de 2020 · 12:25

Luego de la interrupción que se generó debido a la pandemia mundial por el coronavirus, finalmente comenzó la temporada la Fórmula 1. Su punto de largada es el Gran Premio de Austria, en el espectacular circuito The Red Bull Ring, en Spielberg. Y a partir de noticia, se entremezclan lo deportivo y algunas aristas particulares.

Sucedió que el piloto monegasco Charles Leclerc (Ferrari), el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), el británico Lando Norris (McLaren), el ruso Daniil Kvyat (Alpha Tauri) y el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo) no se arrodillaron en los momentos previos del Gran Premio de Austria como gesto de apoyo contra el racismo, como había pedido el británico Lewis Hamilton (Mercedes), ya que "lo que importa son los hechos y los comportamientos" en la vida diaria, y reiteraron que no por ello están "menos comprometido que otros".

"Creo que lo que importa son los hechos y los comportamientos en nuestra vida diaria en lugar de los gestos formales que podrían considerarse controvertidos en algunos países. No me arrodillaré, pero esto no significa en absoluto que esté menos comprometido que otros en la lucha contra el racismo", había anticipado Leclerc en Twitter.

En este sentido, recordó que los 20 pilotos de la parrilla "están unidos con sus equipos contra el racismo y los prejuicios" y que aceptan "los principios de diversidad, igualdad e inclusión", con los que apoyan "el compromiso de la Fórmula 1 y de la FIA".

Minutos después, Verstappen anunció la misma decisión. "Estoy muy comprometido con la igualdad y la lucha contra el racismo. Pero creo que todos tienen el derecho de expresarse a la vez y de la manera que más les convenga. Hoy no me arrodillaré, pero respetaré y apoyaré las decisiones personales de cada piloto", explicó el holandés.

El vigente campeón del mundo de Fórmula 1, Lewis Hamilton, planteó la posibilidad de que todos los pilotos se arrodillasen durante el himno nacional de Austria, mostrando su apoyo al movimiento 'Black Lives Matter', surgido en Estados Unidos tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de un policía de Minéapolis.

Hasta cinco pilotos tenían dudas de proceder de esa manera por las connotaciones negativas de ese gesto en algunos países, y por eso se sumaron Norris, Kvyat y Raikkonen. Sin embargo, todos los participantes lucieron camisetas negras con la frase 'End Racism'.

Fuente: La Nación

Comentarios