Al César lo que es del César

Llegó el merecido reconocimiento a un grande del tenis argentino: mirá de qué se trata

Como parte de las celebraciones del centenario, la dirigencia de la AAT le hizo una caricia al para muchos mejor de todos los tiempos.
martes, 30 de junio de 2020 · 16:18

Hablar de tenis argentino es hablar de Guillermo Vilas, el hombre que hizo popular el deporte de la raqueta en nuestro país y que hizo brillar su talento en las canchas de todos el mundo. Por eso, la Asociación Argentina de Tenis le regaló un mimo muy especial: lo nombró Capitán Honorario de Copa Davis​ y Embajador Mundial del Tenis Argentino, dos cargos que el marplatense llevará de por vida. El anuncio inauguró el camino hacia el centenario de la AAT, que se celebrará el 2 de septiembre del próximo año.

"Lo acepto y agradezco, no importa si llega tarde o temprano en mi vida, lo que importa es que se acuerden. Siempre traté de comportarme bien mientras representaba al país, haciendo lo mío o por la Copa Davis, una competencia que amé. No son las ironías del destino, para mí es más que simbólico y lo valoro por el respeto con el que me otorgan estas distinciones”, comentó Vilas, que en agosto cumplirá 68 años.

"Siempre traté de comportarme bien mientras representaba al país, haciendo lo mío o por la Copa Davis, una competencia que amé", comentó el marplatense, que se calzó la campera oficial de la Davis con su nombre estampado. Foto Prensa AAT

La iniciativa para celebrar con esos dos nombramientos al más grande jugador de la historia del tenis argentino comenzó como un proyecto presentado el 25 de julio de 2018 por el periodista Eduardo Puppo, en el marco de los reconocimientos del Salón de la Fama del Tenis Argentino, y fue aprobada inmediatamente por el Consejo Directivo de la AAT. Pero como Vilas está radicado en Mónaco desde 2017, desde la Asociación decidieron esperar su próxima visita para realizar una ceremonia a la altura de las circunstancias.

Sin embargo, en medio de la incertidumbre por la pandemia de coronavirus, la organización presidida por Agustín Calleri decidió hacer públicos los nombramientos de manera simbólica a la distancia.

"Los jugadores de tenis que actualmente encabezamos a la AAT conocemos la importancia de este tipo de reconocimientos y consideramos un honor que, a pesar de que no pudo ocupar físicamente estas designaciones en su momento, podamos valorar a Guillermo de la manera en que merece. Representa una gran responsabilidad para nuestra gestión y él hizo suyos los nombramientos con total humildad", reflexionó Calleri. 

Y añadió: "Es el tenista argentino que más series disputó y más partidos de Copa Davis ganó hasta el presente, logros suficientes para sustentar nuestra decisión. La AAT subraya su aporte indispensable para el desarrollo de nuestro tenis, algo que nadie puede cuestionar".

Vilas -que recibió en Mónaco la campera oficial de Copa Davis con su número histórico de representación y año del debut (Nº 22/1970) y el diploma correspondiente del Salón de la Fama como Embajador y Capitán Honorario- debutó en la Copa Davis en marzo de 1970, en el duelo de cuartos de final de la Zona Americana ante Chile que se disputó en el Buenos Aires Lawn Tennis.

Cayó en su primer partido ante Patricio Cornejo Seckel y venció en el segundo a Jaime Fillol. Tenía 17 años y 215 días y se transformó en el jugador argentino más joven en disputar un match en esa competencia.

La campera que llegó hasta Mónaco tiene grabados su número histórico de representación y año del debut (Nº 22/1970). Foto Prensa AAT

A lo largo de su carrera, disputó 29 series -ningún compatriota jugó más que él- y acumuló varios records personales. Es el jugador con más victorias totales (57), más partidos de singles ganados (45) y mayor cantidad de años como parte del equipo. 

​Junto a José Luis Clerc​, fue responsable de llevar a Argentina a su primera final en 1981, en la que perdieron el título al caer por 3 a 1 ante Estados Unidos en Cincinnati.

En su carrera profesional, cosechó cuatro Grand Slams -Australia 1978 y 1979, Roland Garros y el US Open 1977- y alcanzó el segundo escalón del ranking mundial. ​

Todo un ícono del tenis argentino, que recibió a la distancia un merecido reconocimiento. ​

Fuente: Clarín

Comentarios