Chicago- Temperley

El arbitro sanjuanino que dirigió el partido contó porqué no suspendió el encuentro

La barra brava de Chicago armó un terrible descontrol en pleno partido contra Temperley. El arbitro sanjuanino Emanuel Ejarque tomó la decisión de seguir jugando, esto fue lo que dijo.
lunes, 17 de febrero de 2020 · 14:59

Lo que parecía ser una fiesta arrancó de la peor manera. En el primer partido como local de Chicago en este 2020 ante Temperley, la barra brava de Mataderos se agarró a las piñas y facazos en plena tribuna. Hubo corridas, golpes y mucho descontrol. Y el problema siguió en las afueras de la República de Mataderos.  

En mencionado partido quien se dedicaba a impartir justicia era el sanjuanino Emanuel Ejarque, que tiene una amplia trayectoria como arbitro de varios encuentros deportivos. El mismo dijo a este diario que "ingresamos al terreno de juego haciendo un minuto de silencio, al momento de comenzar el partido notamos una gresca en grupo, nosotros desde adentro no podíamos identificar que sucedía. El jefe de operativo nos garantizó la seguridad por eso seguimos" comenzó relatando el árbitro. 

Luego los incidentes en las tribunas continuaron. Ejarque contó que "una vez que continuamos, sancionamos un saque de meta y detrás de ese mismo arco observé que se generó una gresca importante con palos y botellas de agua que volaban para todos lados. La misma gente que se había trasladado de un lugar de la cancha a otro. La policía me pidió un tiempo y en 8 minutos me dijeron que estaba todo controlado. Por eso no lo no lo pude suspender, porque la policía me daba las garantías. Adentro del terreno de juego no sabíamos que el problema era tan grave como después mostró la televisión" concluyó.

El clima en Mataderos era complicado, las parcialidades de la barra brava tenían conflictos que estaban a punto de explotar. Y explotó. Mirá el video que pudo captar la televisión de Buenos Aires. 

El partido se detuvo hasta que se descomprimiera la situación. Sin embargo, a los pocos minutos todo se reflotó. Algunos salieron a terminar el tema fuera del estadio, mientras que otros volvieron a la tribuna. Más allá de esta batalla insólita, el partido se jugó y, aunque fue lo de menos, terminó 1 a 1.

En relación al operativo, Ejarque sostuvo que "en el primer momento estuvo controlado, sacaron a la gente supuestamente que había generado los problemas. En la segunda gresca, no te puedo decir como actúa el operativo policial, desde afuera no se ve todo lo que se ve en los videos. Yo gracias a dios estoy tranquilo, el arbitraje fue bueno y el partido estuvo bárbaro" dijo al respecto.

El equipo de De Paoli se mantiene último en la Zona A, con un solo triunfo en 17 presentaciones.

Comentarios