Conmebol

El expediente que puede alejar a Messi de la Selección Argentina

Las acusaciones del capitán argentino tras la expulsión con Chile abrieron una investigación de la Unidad Disciplinaria de la Conmebol.
jueves, 11 de julio de 2019 · 12:12

El paso del tiempo no relaja el conflicto entre la AFA y la Conmebol. En la confederación sudamericana, que preside el paraguayo Alejandro Domínguez, todavía retumba la palabra "corrupción" que le dedicó Lionel Messi a su administración. Las declaraciones del capitán argentino luego del partido con Chile generaron un segundo expediente disciplinario, que la AFA aún no había recibido en la tarde de ayer. La acusación del rosarino a los dirigentes del fútbol sudamericano es mucho más condicionante para su futuro en el seleccionado que la tarjeta roja mostrada por el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar.

La AFA ya puso manos a la obra en el alegato para intentar quitarle a su jugador insignia la tarjeta roja. Según el expediente, el artículo del reglamento disciplinario que se invoca (el 12.1) permite un castigo de sólo una fecha. Como se sabe, la Conmebol no quiere que la pena por la expulsión supere las cuatro fechas, ya que entonces la AFA podría acudir al TAS y se generaría una bola de nieve comparable a la apelación ante FIFA del 2017. La AFA tiene hasta el próximo lunes para enviar su descargo. En las oficinas de la calle Viamonte insisten con que "Messi no hizo nada" e intentarán que el tribunal quite la tarjeta roja mostrada por Díaz de Vivar.

La investigación por las críticas a la Conmebol es mucho más complicada. El mismo reglamento disciplinario, en su artículo 7, habla de hasta dos años de sanción por "comportarse de manera ofensiva, insultante o realizar manifestaciones difamatorias contra el propio organismo". Fuentes cercanas a la propia Conmebol ven "lejano" que sobre Messi recaiga todo el peso de las reglas. ¿La razón? Advierten que la Copa América ya terminó. Y que sancionar al capitán argentino con una suspensión prolongada volvería a poner a la Confederación en boca de todo el mundo. Las fuentes insisten con que este segundo expediente "se soluciona con una multa económica".

La AFA ya se comunicó con el entorno del futbolista para coordinar la estrategia de cara a su defensa. En las oficinas de la calle Viamonte ya saben que lo más probable es que el tribunal que lo juzgue por los dos casos sea idéntico al que tuvo en sus manos el reclamo de Boca por los incidentes en el Monumental, en la fallida final de la última Copa Libertadores. Es decir, el paraguayo Eduardo Gross Brown, la venezolana Amarilis Belisario y el chileno Cristóbal Valdés. Quedarán afuera el argentino Diego Pirota (tiene que excusarse por compartir nacionalidad con el imputado) y, posiblemente, el brasileño Antonio Carlos Meccia, porque en sus declaraciones la 'Pulga' también incluyó a Brasil y lo hizo parte. Los nombres de los encargados de juzgar al capitán albiceleste se harán oficiales una vez que la AFA mande a la Unidad Disciplinaria de la Conmebol el alegato para defender a su futbolista.

"Los reglamentos son interpretables", aseguran los expertos en derecho deportivo. Ante la consulta por los dos años de sanción que estipula la ley deportiva, la respuesta es que hay un abanico de penas posibles, y que la suspensión no es la única disponible. Tampoco es Messi el único futbolista que infringió ese apartado del reglamento: algo parecido ocurrió con el brasileño Gabriel Jesús, quien luego de ser expulsado en la final hizo el gesto de que el árbitro chileno Roberto Tobar estaba comprado. Como Messi, el delantero de Manchester City, de Inglaterra, también tendrá sus dos expedientes: uno por la tarjeta roja y otro por estas manifestaciones fuera de lugar.

Puertas para adentro, la Conmebol ya inició su mini-reconstrucción post Copa América. En dos meses inaugurarán una obra que demandó una inversión de un millón de dólares: un centro tecnológico y de entrenamiento arbitral al costado de la cancha que ya existe en la sede de la Confederación sudamericana. Se trata de un escenario específico para entrenar a los asistentes del VAR, y la idea de la Conmebol es invitar a 10 árbitros por mes a capacitarse. El objetivo es que cuando llegue el tiempo de las competencias oficiales, los árbitros elegidos estén acostumbrados a manejar las herramientas tecnológicas disponibles. Y se minimicen, así, errores como los que ocurrieron en algunos partidos de la última Copa América (Brasil vs. Argentina, por ejemplo).

Fuente: La Nación

 

Comentarios