'GRL' POWER

Con las pelotas y los ovarios bien puestos: radiografía del fútbol femenino en San Juan

Las sanjuaninas han causado una verdadera revolución e irrumpieron, aunque siempre estuvieron, en el deporte más popular del mundo y reconocido como 'de hombres'. Dónde se posicionan sus protagonistas y hacia qué metas apuntan.
martes, 21 de mayo de 2019 · 15:15

El fútbol femenino en San Juan ha causado una revolución y el alcance del movimiento parece no tener techo, por lo menos hasta el momento. Es que con más de 1500 jugadoras federadas, la Liga de San Juan se convirtió en la más numerosa del interior del país, incluido el Gran Buenos Aires -con lo que ello representa-, y quienes trabajan para que la actividad deportiva siga creciendo en estas tierras le contaron a Tiempo de San Juan cómo es su actualidad y qué objetivos se plantean para cumplir. 

Desde que la Asociación del Fútbol Argentino cambió de mando, con Claudio 'Chiqui' Tapia al frente de la conducción, y a nivel local se produjo el traspaso de Alfredo Derito a Alberto Platero, que quedó como el nuevo presidente de la Liga Sanjuanina de Fútbol, una de las referentes de la disciplina -Mónica Vela- encontró el espacio que siempre buscó y hace dos años creó el Departamento de Fútbol Femenino que nuclea a las futbolistas y organiza sus competiciones. 

"Una nueva visión por suerte nos dio el lugar que tanto queríamos, nos encontramos con las puertas abiertas después de golpear varias veces y la respuesta de las jugadoras fue impresionante", sostuvo la dirigente que fundó el histórico equipo de fútbol femenino Palermo. 

El recuerdo del esfuerzo

Canchitas de uniones vecinales con más tierra que césped, potreros y potreritos fueron los escenarios donde siempre el deporte más popular del mundo era jugado por mujeres que pateaban y cabeceaban el córner, sin hacer referencia a lo estríctamente deportivo sino más bien a la cantidad de tareas que debían realizar si querían jugar a la pelota. Tan amateur y tan pasional era el contexto que la misma defensora que era expulsada por cruzar a una rival -en pleno juego- era quien había recaudado el dinero para pagarle ese árbitro que le mostraba la roja y así miles de ejemplos. 

Camisetas compartidas, torneos de un día y milagros para que el dinero alcanzara para pagar transporte, canchas y jueces: afortunadamente quedaron atrás, como un recuerdo de lo que costó llegar hasta donde están. Hoy, las sanjuaninas que siempre soñaron con jugar al fútbol del mismo modo en que se desarrollaba el vóley, el hockey, y demás, con competencias organizadas, trofeos y clubes que ofrecen respaldo, lo pueden hacer. 

"Lamentablemente, el fútbol femenino vivió mucho tiempo en las sombras y quien lo practicaba era mal mirada. Te decían machona, como mínimo, y por eso algunas chicas no se animaban a jugarlo", indicó Vela.

El machismo y su licencia

La cultura machista en la que desgraciadamente el fútbol ha sido inmerso -de a poco- se da licencias como la de darle un espacio a la mujer y qué mejor ejemplo que la profesionalización de jugadoras que inició San Lorenzo este año, una lucha por la que muchas futbolistas pelean y se espera que tenga sus frutos con la adhesión de más clubes. Otra muestra del momento que atraviesa la actividad es que en el matutino del domingo, del diario Perfil, sea tapa y primera nota el equipo femenino campeón, UAI Urquiza.    

Macarena Sánchez, emblema de la lucha por la profesionalización del fútbol femenino, firma su contrato junto a Matías Lammens. 

En San Juan, un poco lejos de que una escuadra deportiva le pague a  mujeres por vestir sus camisetas, la obligación de las entidades está en incorporar a la categoría femenina o, de lo contrario, clubes como Desamparados o Peñarol no podrán participar de las competencias de AFA.

"Aquellos equipos que integran el Consejo Federal de AFA deben hacerlo, eso es una muestra del apoyo que tenemos a nivel dirigencial", señaló. 

Jugadoras sanjuaninas

Con una edad promedio de 20 a 35 años, las futbolistas sanjuaninas se mezclan en dos grandes grupos que representan el pasado y el futuro de este presente. A partir de los 14 años en adelante, los equipos se armaron y se volvieron bastante heterogéneos, pues las clases sociales mucho no se distinguen.   

Por un lado, están aquellas que siempre jugaron sin importar cómo, dónde y cuándo -tal vez quienes más disfrutan de esta realidad-. Muchas de ellas empezaron a jugar de grandes, al notar los cambios que ese efectuaban en cuanto a la estructuración y la seriedad que se alcanzó. 

Por otra parte, el otro grupo que se destaca entre las chicas de la pelota es el de las más jóvenes, que representan lo que viene y con las que se conformarán las inferiores.

"En otras provincias hay reservas, pero lo que buscamos es crear la división inferior, que tenga su propia competencia y un listado que no sufra modificaciones", agregó la dirigente. 

Las inferiores, la clave

Con tres sanjuaninas preseleccionadas para la Selección Argentina Sub 17 que jugará el Sudamericano 2020, que entregará plazas para el próximo Mundial, el mensaje es claro: se puede vestir la camiseta albiceleste, escuchar el himno argentino en tierra ajena y soñar con levantar una copa internacional siendo mujer y sanjuanina.

Es que AFA inició con las "visorías" para detectar nuevos talentos por el interior del país y esta provincia fue el primer lugar al que acudió, desde donde tres futbolistas viajan hasta el predio de Ezeiza para reunirse con el grupo en los entrenamientos. "Apuntamos a formar las inferiores que son la clave, ahora están motivadas las demás niñas. En julio se cierra el listado y todavía tienen grandes chances", aseguró Vela al mismo tiempo que añadió: "Es el camino, reforzar las bases para seguir creciendo".

En ese sentido, desde la Liga Sanjuanina quieren lanzar el primer torneo Sub 17 del país, que comprende a jugadoras nacidas entre el 2003 hasta el 2008, es decir de 11 a 16 años. Estos equipos iniciarían la competencia piloto en agosto de 2019, que sería una cantera directa para la selección nacional. 

Las reglas de juego

Con 16 equipos en la categoría 'A' y 10 en la 'B', se juegan 40 minutos por cada tiempo (la idea es llegar a los 45 reglamentarios) y los cambios que se pueden realizar por partido son 7, es decir, 4 más que el fútbol profesional masculino.  

Al haber dos divisiones, asciende un equipo y desciende otro, como así también se juega una promoción entre el penúltimo conjunto de la Primera con el segundo de la Segunda. 

Al principio, el tiempo en cancha era menor pero de igual forma resultó un desafío. "Arrancamos con 35 minutos de juego por cada etapa pero las jugadoras que no estaban acostumbradas se fundieron. Decidimos hacerlos de media hora y de a poco fuimos aumentando, detalló la dirigente. 

En competiciones de selecciones provinciales, San Juan integra la Liga Nacional que este año será la sede de la Final con 9 combinados, además del anfitrión, del 6 al 12 de octubre.   

Equipos protagonistas, uno por uno

Los equipos que conforman la 'A' son: Alianza, Aramburu, Trinidad, Del Bono 'A', Libertad Juvenil, San Lorenzo, Santa Bárbara, Estrellitas de Albardón, Del Bono, Capitán Lazo, Colón, Palermo, Las Lobas de Media Agua, Sarmiento de Zonda, San Martín 'A' y San Martín. 

Los conjuntos de la 'B' son: Andes Club, Sarmiento, EFOP Villa Obrera, Sportivo Rivadavia, Unión, Aramburu, Picón, López Peláez, Atenas y San Agustín.  

Campeonas sanjuaninas

El último equipo de la Primera División que gritó campeón fue San Martín, que casualmente había sido el primero en hacerlo, posicionándose como uno de los referentes en la disciplina, en consecuencia con el combinado masculino que hasta este año estuvo en la elite del fútbol nacional. En el medio, fue Libertad Juvenil el que se alzó con el trofeo de los campeones.    

 

      

      

  

Comentarios