boca juniors

Alfaro: vuelven los titulares y buscará más "equilibrio"

Luego de la caída ante Atlético, Lechuga piensa regresar a lo viejo conocido: más equilibrio en el medio y los titulares adentro.
sábado, 23 de febrero de 2019 · 10:37

La derrota frente a Atlético Tucumán fue más derrota por el contexto y la forma que por la derrota en sí misma: con la desventaja que empezó Boca la segunda parte del campeonato, exigirle que se metiera en la pelea era elevarle todavía más la vara al club que tiene la vara más alta de América. El tema es que la Bombonera de escenario hace más dolorosas las caídas en general; desde lo particular, perder como perdió también es para Alfaro un golpe difícil de asimilar. Y es el reacomodamiento de ideas lo lleva a volver a las fuentes.

El partido frente a Defensa y Justicia será probablemente la prueba más exigente de todas las que rindió hasta ahora el entrenador. En primer lugar, por la necesidad de reconstruir lo propio: el equilibrio que había valorado el domingo post victoria frente a Lanús desapareció el miércoles contra los tucumanos. El sello indeleble de la carrera de Alfaro, justamente, desapareció en el pico más alto de su carrera. Pero la prueba también es exigente por el rival: los de Beccacece se hacen fuertes desde la expresión colectiva más que por el peso de sus individualidades.

Hablamos de volver a las fuentes. Y en la cabeza del DT está volver a realizar cinco cambios. Desde el rendimiento, ninguno sorprende. El de Mas por Alonso, para brindar una alternativa de salida desde el fondo, se entiende porque el paraguayo todavía está en período de adaptación y no pudo adueñarse del lugar. En el mediocampo piensa otras dos variantes. Las dos son un símbolo de la búsqueda: Campuzano entraría por Nández para complementar a Marcone en el medio. Y Almendra volvería al equipo para reemplazar a Reynoso. El ex Talleres es el único con características de enganche en el plantel, pero le falta fortaleza en el uno contra uno y retroceso. El juvenil es más completo sobre la banda y permite que Villa aporte el mayor desequilibrio ofensivo en la opuesta sin que se resienta la estructura.

ntienden desde la lógica futbolística aunque generan incógnitas desde la aceptación interna. Si Zárate se recupera de la molestia física, reemplazará a Tevez. El nivel de juego de uno y otro no permiten mayores sorpresas, aunque desde el momento en el que Alfaro subió al 10 un escalón por encima del resto, cada vez que no juega (o juega diez minutos) es noticia. Y Benedetto entrará en la delantera por Ábila. Wanchope, pese a su partido discreto en general, cumplió con su cuota goleadora en la última caída. Pero Benedetto está en un momento en el que la competencia por el puesto no admite mayores discusiones. “Me gustaría que se quede en Boca toda la vida”, dijo Nicolás Burdisso, en una frase que explica el contexto.

Alfaro tuvo por delante una mini semana de trabajo en la que, además de recuperar a sus jugadores del desgaste físico, resolvió volver a las bases que lo llevaron a construir su carrera como entrenador. Probablemente, con el equipo lejos de la punta, pueda recuperar la tranquilidad para sentar las bases que le permitan ir por el objetivo mayor sin pensar en los resultados inmediatos. Esta mañana resolverá cuál será el equipo tras su primer golpe. En Varela, juega Alfaro.

Comentarios