Primer título en su historia

Catar, rival de Argentina en la Copa América, se consagró campeón de la Copa Asia

Venció en la final 3-1 a Japón, el otro participante invitado al torneo a realizarse en Brasil.
viernes, 01 de febrero de 2019 · 14:24

Luego del sorteo de la Copa América, parecía que Catar sería, a priori, el rival más factible de vencer para la Selección Argentina, que compartirá el Grupo B con los árabes, Colombia y Paraguay. Pero ahora, la impronta del conjunto catarí comienza a crecer. Y es que se consagraron campeones de la Copa Asia, tras vencer por 3 a 1 Japón, la otra selección invitada al torneo sudamericano, y que será rival de Uruguay, Chile y Ecuador.

Catar pasó de intrascendente a favorito. Y es que terminó el torneo con 19 tantos a favor (el que más marcó), y sólo uno en contra (al que menos veces le convirtieron). Además, esta fue la primera final de Copa Asia en su historia.

Distinto era el caso de Japón, selección que llegaba a la Copa Asia después de quedar eliminada en los octavos de final del Mundial de Rusia, en un electrizante encuentro que terminó 3 a 2 a favor de Bélgica. Luego del traspié mundialista y tras un cambio de DT, el seleccionado japonés disputó 11 partidos, en los cuales no tuvo derrotas. Además, esta fue la quinta final de Copa Asia que disputó la selección japonesa. En las anteriores cuatro (1992, 2000, 2004 y 2011), siempre terminó con el trofeo en sus vitrinas.

Gianni Infantino, presidente de l as he is presented the trophy for most valuable player of the tournament after winning the Asian Cup  REUTERS/Thaier Al-Sudani

Gianni Infantino, presidente de l as he is presented the trophy for most valuable player of the tournament after winning the Asian Cup REUTERS/Thaier Al-Sudani

Por otro lado, la diferencia se puede ver reflejada en los planteles de ambos equipos. Por un lado, Catar presenta un grupo de jugadores jóvenes, en donde la mayoría ronda los 22 años, y la edad máxima es de 28. Mientras que Japón posee más experiencia, siendo sus jugadores más experimentados Yuto Nagatomo​ y Toshihiro Aoyama, con 32 años.

En el Zayed Sports City Stadium (en donde se disputó gran parte del Mundial de Clubes), Catar se encontró con el primer gol a los 11 minutos. Fue gracias a Almoez Ali, quien controló la pelota de pecho y realizó una chilena espectacular, que se coló en el palo izquierdo del arquero Shuichi Gonda.

Además, gracias a este tanto, el delantero de 22 años entró en la historia grande de la Copa Asia ya que se convirtió en el primer jugador en la historia del torneo en anotar nueve goles en una misma edición.

​El partido siguió su curso, con un seleccionado catarí ​manejando el partido desde lo táctico, bloqueando los ataques japoneses. A los 26 minutos llegó el segundo golazo gracias a un zurdazo desde afuera del área de Abdulaziz Hatim, que fue imposible de atajar para el arquero japonés.

El segundo tiempo fue diferente, Japón salió a buscar el descuento que le permitiría soñar con dar vuelta el partido. Y tuvo recompensa en los pies de Takumi Minamino, que, a los 68', se llevó la pelota a los tumbos dentro del área, y definió por encima del arquero catarí Al Sheeb. Este fue el primer y único gol que Catar recibió durante toda la Copa.

En el último cuarto de hora del partido, Japón buscó el empate con basta intensidad, pero el sueño de igualar el marcador se vio truncado en el minuto 83, cuando Akram Afif sentenció el encuentro desde el punto de penal, luego de que el árbitro sancione la pena máxima por una mano en el área nipona.

En el banco del flamante campeón de Asia se encuentra el entrenador Félix Sánchez, catalán de 43 años, quien trabajó en las inferiores de Barcelona, y condujo las selecciones juveniles cataríes durante una década (2007-2017), para luego hacerse cargo del seleccionado mayor, y así preparar un equipo competitivo de cara al Mundial de 2022, del cual el país árabe será anfitrión.

De esta manera, la selección de Catar buscará revalidar su título en un torneo aún más exigente como lo será la Copa América. Allí tendrá en frente duros cruces contra Colombia, Paraguay, y la Argentina ¿de Lionel Messi?.

Fuente: Clarín

Comentarios