San Martín

La pelota a los pibes: dos sanjuaninos firmaron su primer contrato profesional

Federico y Matías llegaron al club con 8 años y hoy, con 18, dieron el salto oficial al plantel de Primera División. El sueño de ambos, debutar en el club de sus amores.
miércoles, 23 de enero de 2019 · 20:32

Después de tres semanas inolvidables de pretemporada, Federico Martínez y Matías Giménez firmaron su primer contrato profesional con San Martín. Ambos visten la camiseta verdinegra desde hace diez años y luego de disputar el Torneo Local y Reserva, dieron el gran salto al fútbol elite de la mano de Rubén Forestello. Quiénes son y qué sueños persiguen. 

Federico tiene 18 años y es oriundo de Santa Lucía. Integró las inferiores de Alianza pero con 8 años emigró al club de Concepción. Con 16 debutó en el fútbol doméstico y en la Reserva de AFA, con Marcelo Berza como DT. Hoy vive sus primeros entrenamientos con el plantel mayor y no pierde las esperanzas de saltar al campo de juego en algún partido oficial. 

"De chiquito mi sueño fue llegar a Primera. Ahora que se me dio la oportunidad de estar en el plantel profesional soy paciente y perseverante. Es complicado llegar por la situación del club, pero estoy entrenando de la mejor manera pensando que en algún partido se me puede dar", destacó el joven, además de futbolista (volante) es estudiante de la carrera universitaria Visitador Médico.  

Desde ya, para él es todo un orgullo entrenar junto a dos referentes como Luis Ardente y Marcos Gelabert: "Es una alegría inmensa entrenar con ellos. Desde chiquito voy a la cancha a ver a San Martín y sigo a todos los jugadores. Es más, tenía posibilidades de ir a otros clubes pero preferí quedarme. Quiero estar acá y debutar". 

Matías Giménez es rawsino, delantero y tiene la misma edad que Federico, a quien conoce desde los 8 años de edad, cuando ambos llegaron al club. Sus inicios en el fútbol se dieron en el camping Sindicato de Empleados de Comercio, donde estuvo un año para luego pasar al Pueblo Viejo. Jugó en todas las categorías inferiores hasta dar el salto a Primera. 

"Cuando me dieron la noticia nos pusimos muy contentos con mi familia. Es algo muy lindo porque soy hincha del club. Tengo muchas expectativas, siempre con ganas de aprender y debutar algún día. Estoy disfrutándolo al máximo", dijo el joven prometedor, quien tiene como ídolos a Martín Bravo (SM), Ignacio Scocco (River) y Darío Benedetto (Boca).

Comentarios