Preferencia local

River-Boca: al Real Madrid le cae mejor la banda roja

Los hinchas están más identificados con el equipo de Gallardo por historia y jugadores compartidos.
jueves, 06 de diciembre de 2018 · 15:19

Los hinchas del dueño de casa tienen más simpatía por River que por Boca. La cantidad de jugadores que usaron la banda roja y la camiseta merengue fueron más y dejaron mejor recuerdo que aquellos con orígenes azul y oro. Como habrá muchos hinchas del Madrid en el Bernabéu, habrá un plus de aliento para los jugadores del Muñeco Gallardo.

Los 11 años vestido de blanco, las 8 Ligas y las cinco primeras Copas de Europa, la actual Champions, colocan a Alfredo Di Stéfano en el podio indiscutido. Además, el modo en que llegó "Don Alfredo", como aún se lo llama, fortalece la hermandad. Di Stéfano había sido uno de los cracks que emigraron de Argentina en 1948 luego de la famosa huelga y fue a Millonarios, con el que vino de gira. Aquí lo vieron el Madrid y el Barcelona. Bernabéu negoció con River, que se consideraba propietario del pase. Y el Barça con Millonarios. La Federación tuvo que zanjar el entuerto y decidió que Di Stéfano jugara un año en cada equipo. Entonces, Barcelona renunció a sus intenciones y contrató a Kubala. Desde entonces, Di Stéfano quedó ligado para siempre al Madrid.

Desde aquellos años hasta ahora, Boca "proporcionó" al Madrid a tres jugadores "y medio". El primero fue Carlos Chupete Guerini, un formidable puntero izquierdo que Málaga compró en 1973 y luego de dos años llegó al club blanco donde estuvo cuatro temporadas. Más cerca en el tiempo jugaron Walter Samuel y Fernando Gago, sin mucho suceso. 

El "medio" fue Oscar Ruggeri. Fue campeón en 1989-90 en la última de las cinco Ligas consecutivas del Madrid antes de la irrupción del Dream Team del Barcelona que dirigía Johan Cruyff. Ruggeri había jugado en Boca y en River.

En los años 70, Enrique Wolff dejó huella. Se había iniciado en Racing, pasó a River y luego a Las Palmas hasta que llegó a La Castellana, donde fue campeón dos veces. También iniciado en Racing, con paso por Vélez y River, el fallecido Rogelio Domínguez fue arquero del Madrid durante cuatro años.

Hay algunos casos curiosos. Javier Saviola jugó en River y luego en Barcelona, donde compartió plantel con Riquelme, y estuvo un año en el Madrid. Esteban Cambiasso tenía 16 años cuando lo compró el Madrid, que lo dejó a préstamo en Independiente primero y luego en River hasta venir al club blanco entre 2002-04, donde ganó cuatro títulos pero sin afirmarse entre los titulares. El último fue Juan Esnaider, quien primero fue del Madrid y años más tarde de River. Lo mismo que Roly Zárate, hermano de Mauro, hoy en Boca.

Gonzalo Higuaín está fresco en la memoria de los hinchas blancos. Debutó en River en 2005 y fue una venta millonaria, año y medio después. En el Real jugó siete años y ganó siete títulos. Las presencias de Cristiano y Benzema no lo dejaban ser titular hasta que decidió marcharse a Napoli y luego a Juventus antes de su presente en el Inter. Lo recuerdan con cariño. Y con nostalgia, habida cuenta del momento actual del Real.

Santiago Solari es el entrenador del Real Madrid y jugó en River. Es sobrino de Jorge, quien también dejó huella en la banda roja en los 60 y jugó aquella mítica final con Peñarol en Chile. Santiago, además, estuvo en el plantel del Madrid en la final Intercontinental de Tokio que Boca le ganó 2-1 al Madrid con el doblete de Palermo y el descuento de Roberto Carlos. Aquella vez en Japón, en una salida en un shopping, Solari fue descubierto por hinchas de Boca que lo agredieron de palabra y, casi, de hecho. El hincha del Madrid lo recuerda perfectamente. Otra razón para hacer fuerza por River.

Fuente: Clarín

Comentarios