Los Pumas con la presión, los Lelos con la ilusión

jueves, 24 de septiembre de 2015 · 20:19

La cuenta regresiva para el segundo partido de la etapa de grupos para los equipos de Argentina y Georgia ya comenzó y cada uno tiene diferentes motivos para buscar la victoria en el Grupo C.

Pumas, entre fantasmas

La sanción al segunda línea argentino, Mariano Galarza, sembró dudas en las últimas horas del equipo que conduce Daniel Hourcade. El plantel se mostró consternado y triste por lo ocurrido, y recién en la cancha se podrá saber cuánto afectará su juego.

Una citación por una acción antideportiva frente a los All Blacks, dejó sin RWC a quien fue el hombre que más tackles realizó en el debut para su equipo, que salió derrotado por 26 a 16, el domingo pasado en Wembley.

Además de su ausencia y la de otro segunda línea, Guido Petti por lesión, Argentina llega sin su octavo, Leonardo Senatore (también lesionado), ni Pablo Matera, el único cambio táctico.

De esta manera Los Pumas tendrán tres modificaciones con respecto a su última aparición, algo que le reduce sus opciones de juego aéreo (pierde los saltos de Petti, Galarza y Senatore), pero que intentará suplir con la experiencia de Juan Manuel Leguizamón y la juventud de los debutantes en Copas del Mundo, Matías Alemano y Facundo Isa.

Los sudamericanos llegan a la contienda contra los europeos como favoritos, y con la obligación de ganar para confirmar lo bueno que realizaron en el debut, como así también para mantener intactas sus chances de pasar de ronda.

Georgia, a puro tackle

Del otro lado, Georgia ya hizo lo que viene consiguiendo en sus apariciones mundialistas: ganar un partido. Pero tiene enfrente su gran chance de hacer historia. Un "golpe” ante Argentina lo pondría con claras chances de pasar a cuartos, algo que lo llevaría a otro nivel como equipo.

Milton Haig, el entrenador neocelandés que tiene Georgia, quien dirigió a los M-20 oceánicos y luego fue asistente en los Chieff del Super Rugby, repetirá la formación que paró frente a Tonga, en la victoria de su debut por 17 a 10.

Argentina deberá cuidarse de las infracciones, porque el fullback Merab Kvirikashvili es un pateador efectivo, quien se suma al joven medio scrum de Georgia Vasil Lobzhanidze (es el más chico del torneo con 18 años) para manejar los hilos del equipo.

Pero lo más destacado del lado georgiano será su pack de forwards, todos tallados al "estilo francés”, puesto que es en clubes de ese país donde se desempeñan, y que comandados por Mamuka Gorgodze, metieron más de 200 tackles para ablandar durante 80 minutos los cuerpos tonganos que venían en busca de su ingoal.

La lucha de ambos equipos asegura una sinfonía de tackles y golpes para dominar al rival. Argentina apuesta al ritmo y su fresco estilo de Súper Rugby que está intentando poner en práctica, pero enfrente estará un rugby rústico, frontal, lleno de amor propio y convencimiento.

Ambos conjuntos solo se enfrenaron tres veces, dos de ellas en las últimas ediciones de la Copa del Mundo. Argentina se impuso en Lyon en 2007 (33 a 3) y repitió en Palmestorn North en 2011 (25 a 7), y la última victoria albiceleste fue en San Juan, Argentina, en un test donde el equipo Puma ganó 29 a 19. El leit motiv de todos los choques, fueron encuentros parejos, deslucidos y definidos sobre el final.


Comentarios