Jules Bianchi

Murió el piloto francés de Fórmula 1 tras nueve meses en coma

El hombre de 25 años falleció por las heridas que sufrió en la cabeza durante el Gran Premio de Japón del año pasado.
domingo, 19 de julio de 2015 · 09:49
El piloto francés de Fórmula Uno Jules Bianchi murió debido a las graves heridas que sufrió en la cabeza durante el Gran Premio de Japón del año pasado, dijo el sábado su familia en un comunicado. Bianchi tenía 25 años.

El francés había estado en coma desde el accidente que sufrió en Suzuka en octubre. Falleció en un hospital de Niza, cerca de la casa de sus padres en el sur de Francia.

"Jules luchó hasta el final, como siempre lo hizo, pero hoy su batalla terminó", dijo la familia de Bianchi. "El dolor que sentimos es enorme e indescriptible", agregó.

Bianchi es el primer piloto que muere debido a heridas sufridas durante un Gran Premio de la Fórmula Uno desde mayo de 1994, cuando el brasileño Ayrton Senna, triple campeón mundial, falleció luego de un choque en el circuito de Imola, en Italia.

"Estamos devastados por la pérdida de Jules después de una lucha tan dura", dijo su escudería Manor F1 Team en la red social Twitter. "Fue un privilegio que compitiera en nuestro equipo", agregó.

El francés sufrió graves heridas en la cabeza cuando, en condiciones húmedas y de poca luz, su coche Marussia chocó contra un tractor que intentaba retirar el Sauber de Adrian Sutil.

Imágenes de televisión del accidente del 5 de octubre, que no fueron transmitidas al público pero que desde entonces han sido publicadas en internet, muestran que la protección antivuelcos del coche fue totalmente arrancada por el impacto.

La carrera fue detenida y el piloto fue sacado inconsciente del vehículo chocado y luego llevado por una ambulancia a un hospital cercano.

Bianchi, quien también estaba contratado por Ferrari y se consideraba que tenía un futuro brillante en el deporte, fue tratado inicialmente en el Centro Médico Mie General en Yokkaichi.

Sus padres y hermanos volaron desde Francia y estuvieron presentes constantemente a su lado, esperando un milagro.

Galería de fotos