Deportista todo terreno

Agudo y los secretos de sus tres camisetas

Brilla en las dos versiones del hockey, en el césped con la Universidad y en patín con Concepción. Además, la rompe y gana mundiales con la Selección Argentina. ¿Qué le falta? Integrar el plantel de Las Leonas.
domingo, 29 de noviembre de 2015 · 10:49
Por Carla Acosta
cacosta@tiempodesanjuan.com

Tenía cuatro años cuando contagiada por sus padres Miguel y Adriana empezó a practicar hockey sobre césped, disciplina que tiempo después relegó por su otro gran amor: el patín. Algunos la llaman fenómeno y otros crack.
 
Lo cierto es que nació con la habilidad de dominar la bocha con los dos palos, tanto en el césped como en el piso y hasta hielo ¿Quién es? Luciana Agudo (25), quien después de consagrarse campeona del Clausura con Concepción y con la Universidad en Mendoza cuenta los secretos de sus tres camisetas: la Universidad, Concepción, y la Selección Argentina. 

De tal palo, tal astilla

Cuando se calzó los botines y la pollerita corta para jugar al hockey sobre césped, sus padres eran entrenadores en la "U”.  Ambos profesores de educación física, le inculcaron la pasión por el deporte y la apoyaron aún cuando les dijo "quiero ponerme los patines”. "Mi hermano Juan Pablo hacía patín en Bancaria y yo lo iba a ver. Un día les dije a mis viejos que me gustaba y empecé. No sabíamos si había equipo femenino hasta que una compañera del colegio me comentó que practicaba en Valenciano. Ahí empecé cuando tenía 8 años. Yo creo que me incliné más por el patín porque era más dinámico, no sé (risas). También creo que influyó mucho que mi hermano lo practicara, ya que le copiaba todo”. 

Desde chiquita estuvo acompañada por sus padres, especialmente por Miguel, quien hacía de chofer cada vez que la nena tenía que salir de casa por alguna competencia. De hecho cuenta como anécdota que cuando tenía 13 años sus padres fueron sus entrenadores en la "U”, situación que jamás la incomodó. "Mi papá me apoyó siempre. Me llevó a todos lados por las dos disciplinas. Recuerdo que un día fuimos a jugar a Mendoza con Las Patitas y de allá me trajo para jugar un partido con el CPC, ese mismo día. Es mi fan número uno (risas). Siempre fue el gritón en los partidos pero no conmigo, sino con los árbitros”. 

Cuando se puso los patines se dedicó por completo a esa disciplina, aunque seguía descociéndola en el césped. En Valenciano continuó hasta los diez años, cuando se cambió a Concepción, institución con la que ganó todo hasta el día de hoy. Mientras que en la "U” estuvo siempre, salvo cuando se fue a los 18 años se fue a jugar al Biseca Gijón de España. "En Europa pasé cinco años pero después me vine porque quería estudiar en San Juan,  allá era complicado. La verdad es que no me arrepiento de haber venido, no tenía futuro con el hockey. Además extrañaba”, confiesa Luchi.

España, su gran escalón

La experiencia en el Viejo Continente la hizo madurar tanto en lo deportivo como en lo personal. Allá vivió junto a dos compañeras de equipo, una alemana y otra catalana, y debió valerse de sí hasta en la cocina como en los quehaceres de la casa. "Fue raro porque de chiquita estaba acostumbrada a la comida de mi mamá y en España tuve que aprender muchas cosas. Cuando salía de casa y me quedaba en alguna otra compañera le avisaba a las de mi departamento, y no entendían el por qué les avisaba (risas). Estaba acostumbrada a decirles todo a mis papás acá en San Juan. Pero no me costó mucho estar allá ya que todo era nuevo y me distraía bastante. Me tocó ir a un club muy familiar y en el que me ayudaron mucho. Allá me volví más independiente, de hecho cuando regresé salía y no les avisaba a mis papás cada vez que salía de casa, ya me había acostumbrado”. 

Después de volver a Argentina, Luciana dice que tuvo cuatro ofertas de equipos europeos pero ninguna de ellas la sedujo no por lo económico, sino porque no quería abandonar la carrera de Kinesiología y tampoco a su familia: "Siempre quise quedarme en San Juan. Aunque quizás hubiese podido conseguir un trabajo en Europa, extrañaba vivir acá”. 

Con el hockey sobre césped su historia siempre estuvo vinculada a la Universidad Nacional de San Juan, su club desde que tiene cuatro años. A pesar de brillar en todas las categorías infantiles y elite, no tuvo la chance de alcanzar el equipo de Las Leonas. Dice que cuando era chica le llegó una citación para una concentración pero no aceptó, ya que estaba a full con los entrenamientos con las ruedas. Confiesa que no se arrepiente de aquella decisión, aunque si llega hoy la acepta sin pensarlo. "Era chiquita y no entendía nada, estaba muy metida con el patín. No me arrepiento porque con el hockey sobre patines viví experiencias lindas. Ahora veo difícil que me llegue una citación, aunque si viene ni lo pienso. Creo que estar en un preseleccionado de las Leonas es lo único que me falta cumplir en el deporte, sería lindo”. 

Patín & Césped

Aunque con la Universidad y Concepción  ganó todo –recientemente campeona del torneo de Mendoza con la Patitas y el Clausura sanjuanino con el CPC- le declara su amor a los patines. "El patín es mi vida. De ahí adquirí muchos movimientos que me ayudaron con el hockey sobre césped”, contó.

Cuenta que el practicar ambos paralelamente, le genera alguna que otra cargada con sus compañeras de la U y del CPC, y en cuanto al juego una combinación exquisita: "Muchos de los movimientos del césped los adquirí por los patines. Ya estoy acostumbrada a usar los dos palos, no me confunde. Algunos me preguntan cómo hago para manejar la curva del stick de patín (risas)”. 

En el vestuario de ambas disciplinas se comporta de manera diferente, ya que con las chicas de Concepción se siente más desinhibida y con las de la Universidad más tímida: "Será porque estoy con ellas de toda la vida y tengo más confianza, además de ser una de las más grandes del equipo”. 

La Selección, la alegría mayor

En la Albiceleste tuvo su primera aparición en 2006, justamente compartiendo equipo con su máxima ídola, Daniela Guerrero. Fue campeona en 2010 (Brasil) y 2014 (Francia), siendo la mejor en ambos mundiales y adjudicándose la distinción de la Deportista del Año en San Juan hasta el Olimpia de Plata que otorga el Círculo de Periodistas Deportivos de Argentina. "Siempre lo soñé, pero no imaginé que iba a pasar. También fue lindo compartir equipo con Daniela, a quien admiré desde chica. Es algo que no me olvido nunca”, reflexionó fascinada. 

Luchi x 4

-¿DT?: "No me lo he planteado porque pienso trabajar de lo que he estudiado. Hoy entreno a las nenas del CPC pero no me imagino a equipos más grandes”. 
-Cábalas: "Muchas veces uso la misma ropa, como el corpiño deportivo o las medias. También la vincha, aunque en el césped la dejé de usar hace bastante. 
-La derrota: "Es lo que más sufro del hockey. A veces termino llorando o estoy una semana triste por haber perdido”. 
-Política: "Creo que no participaría jamás en política, nunca me llamaron para hacerlo y es cierto que no me gusta”. 

Los cinco momentos de Agudo

-Su primera convocatoria para un Mundial de Hockey sobre Patines, el de Chile. 
-Ganar con Concepción un torneo en UVT, previo a su viaje a España.
-Ser campeona del mundo en 2011 y 2014. 
-Ganar el torneo mendocino este año con la Universidad.
-Conocer a sus amistades, todas vinculadas al deporte. 

Galería de fotos

Comentarios