Esteban Paredes

Un futbolista chileno, detenido por comprar y vender televisores robados

Por la causa, también está implicado el arquero paraguayo Justo Villar, quien adquirió uno de los aparatos sustraídos.
domingo, 15 de noviembre de 2015 · 18:06
Nuevamente, un futbolista chileno vuelve a ser noticia por problema extra-futbolísticos. Esta vez, el delantero del Colo Colo Esteban Paredes fue detenido, acusado de comprar y vender televisores robados.

El jugador, que participó de los Mundiales 2010 y 2014 con la selecciones chilena, fue acusado del delito de "receptación de especies" y debió comparecer ante un juez por la compra de tres televisores de 65 pulgadas, dos de los cuales luego revendió.

Según la prensa chilena, Paredes le compró los aparatos a un hombre conocido por las iniciales "CJ", quien comandó un asalto a un camión el pasado 22 de octubre. El delincuente, quien actualmente, está detenido por tráfico de drogas, ofreció la mercadería ese mismo día al delantero de Colo Colo por teléfono y la transacción se concretó a través de su representante, en inmediaciones del estadio del conjunto chileno.

El futbolista admitió su culpabilidad

El futbolista, luego, revendió dos de los televisores. Uno de ellos al arquero paraguayo Justo Villar, quien también quedó imputado y deberá prestar declaración cuando retorne a Chile luego de jugar la fecha de Eliminatorias junto a su selección, y el restante a un amigo. Al salir del juzgado, Paredes pidió disculpas públicas a Villar y asumió "toda la responsabilidad".

"Fue un error, compré cosas que no debería haber comprado, lo reconozco. Son cosas que le pueden pasar a cualquier persona, pero me pasó a mí que soy una persona pública. Esas cosas no se deben hacer", dijo apesadumbrado el jugador, quien también agradeció a su familia, al club Colo Colo y a los fanáticos que le expresaron su apoyo a través de las redes sociales.

Tras declarar, el delantero de Colo Colo fue liberado, aunque debe presentarse todos los meses ante la Justicia. Por el delito que se le imputa, el chileno afronta una pena de 61 días a cinco años de prisión y una multa que podría ser millonaria.

(Fuente: Infobae)

Comentarios