Matthysse va por el título ante Viktor Postol

El argentino buscará el título superligero del Consejo Mundial de Boxeo frente al invicto ucraniano y un triunfo que le permita postularse como uno de los candidatos para enfrentarse a Manny Pacquiao en 2016.
sábado, 03 de octubre de 2015 · 14:36
El argentino Lucas Matthyssse (37-3, 34 KOs) buscará en la madrugada del domingo consagrarse campeón del mundo superligero del Consejo Mundial de Boxeo frente al invicto ucraniano Viktor Postol (27-0, 11 KOs) en el StubHub de Carson, California. La pelea podrá verse en vivo por Space y la TV Pública desde las 0.15 del domingo.

Protegido por Oscar De La Hoya, dueño de Golden Boy Promotions, el argentino es uno de los candidatos a heredar el trono que dejó vacante Floyd Mayweather. Para ello necesitará brillar frente a Postol y así ganarse la oportunidad de protagonizar una gran pelea en 2016, donde podría enfrentarse a Manny Pacquiao.

Su estilo sanguinario es el preferido de un mercado estadounidense que lo adoptó después de protagonizar sendas batallas frente a John Molina Jr. y Ruslan Provodnikov. Frente a Postol, un estilista, tendrá la oportunidad de acrecentar una idolatría también vacante en la Argentina, acéfala tras el retiro de Sergio Martínez y el alejamiento de Marcos Maidana.

¿Quién es Viktor Postol? Un clásico boxeador, técnico y talentoso para manejar las distancias con su buen movimiento de pies y cuerpo. Su resistencia es una incógnita porque jamás ha sometido a la brutalidad de un pegador como Matthysse, mientras que su pegada ha crecido en sus últimas presentaciones gracias a Freddie Roach. El entrenador de Manny Pacquiao y Miguel Cotto, siete veces galardonado como el mejor del año, ha logrado una evolución en el ucraniano y en las últimas horas declaró que es "su nuevo favorito".

Si bien su guardia es ortodoxa, su mano izquierda es su arma letal. Un síntoma claro de ello es que Postol lanza el doble de jabs que el resto de los boxeadores de la categoría. Su ventaja respecto a Matthysse es su diferencia de estatura, 10 centímetros más alto que la Máquina. Sin embargo, el argentino está acostumbrado a combatir y matizar esa desventaja.

Matthysse partirá por primera vez como el indiscutible favorito en una noche donde no puede fallar. Deberá trabajar con intensidad desde el primer campanazo para recortar distancias e impedirle a Postol crecer en su confianza y convertirse en una presa inalcanzable. La perniciosa pegada del argentino puede definir el pleito antes de tiempo y consagrar definitivamente a Lucas Matthysse.

 

Fuente: Minuto Uno

Comentarios