historia de una pasión

Largo camino a la gloria

Nahuel Castro y Nahuel Pereyra de 10 años se entrenan para cumplir sus sueños: Jugar en Primera y en la Selección Argentina. Desde hace un año viajan tres veces por semana de Jáchal a Capital, sólo para dedicarse a la actividad con sus clubes.
lunes, 20 de febrero de 2012 · 08:23

Por Marcos Ponce
Tiempo de San Juan

El acercamiento de ambos al deporte fue casi por casualidad ya que en ninguna de las familias hay tradición hockística. Ambos comenzaron a jugar desde los cuatro años en el mismo club, Racing de Jáchal, la única institución que desarrolla este deporte en el departamento norteño.
La falta de estructura de Racing de Jáchal que, sumado al talento que siempre mostraron, los llevó a que sus papás tomaran una decisión crucial en la carrera de sus hijos. “En Racing no podían seguir porque no tenían división y justo nos llamaron de Estudiantil para que los llevemos y luego de mucho reflexionar aceptamos”, cuenta Darío Castro. Lo curioso de la decisión es que, según cuenta Domingo Pereyra, la decisión la tomaron los chicos. “Nosotros le contamos de la oferta de ir a jugar a un equipo de la Capital, los sacrificios que iban a tener que hacer; pero ellos nos dijeron que querían seguir jugando y mejor si era en un equipo de allá porque hay más competencia. Nos sorprendieron con la decisión que tomaron”.

La idea principal era que Nahui (Nahuel Castro) y Nanu (Nahuel Pereyra) jueguen juntos en un mismo club como lo venían haciendo, pero una restricción reglamentaria no permitía que dos chicos de un mismo club y división desembarquen en un mismo equipo. Por eso Nahui recaló en Estudiantil y Nanu jugó todo el 2011 en Richet y Zapata.

Pero lo que parecía que podía separarlos a estos mini-cracks, los unió aún más a ellos y a sus familias. “Tres veces por semana tenemos que viajar 486 kilómetros y para hacerlo tenemos que desplegar toda una logística entre las familias para poder acompañarlos. Ellos hicieron que las familias se unieran por todo lo que compartimos y siempre que podemos vamos las dos familias completas juntas para apoyarlos en algún torneo”, cuenta Domingo Pereyra, a lo que Darío Castro agrega que “es mucho el esfuerzo que hacemos, pero principalmente ellos son los que más se esfuerzan porque durante el viaje estudian y hacen los deberes de la escuela para que nosotros no tengamos razones para no dejarlos ir a entrenar”.  

Los “jachalleritos” son ayudados por los clubes para poder hacer frente al costo del pasaje y de esta manera se ahorran 140 pesos entre los dos. A Nahui y Nanu les consiguieron un pase gratis para sus viajes. Pero esto es parte del costo que tienen ya que además del colectivo, los papás deben solventar los gastos de remis para ir y volver de la terminal al club, además de la merienda y la cena que generalmente comen en el colectivo de vuelta.

Este año los chicos volverán a jugar en un mismo equipo ya que Nahuel Pereyra se sumará al equipo de Estudiantil que el año pasado cerró el campeonato coronándose en su categoría y volverá a compartir equipo con su mejor amigo Nahui.

Estos chicos de 10 años continuarán juntos impulsados por la pasión que sienten por el hockey sobre patines, pero más allá de su corta edad, son conscientes que todavía les queda un largo y sacrificado camino que deberán transitar para saciar su sed de gloria.

El hockey tierra adentro

El hockey en el interior tiene como club emblemático al club Aberastain de Pocito que comenzó a participar a mediados de los años ´70 en torneos oficiales en todas sus categorías.

Luego del club pocitano se sumó al deporte el club Unión Deportiva Caucetera (Caucete), Sarmiento de Albardón (el último campeón oficial en Primera) y Racing de Jáchal que sólo tiene algunas divisiones inferiores.

También se practica hockey sobre patines en Barreal (Calingasta) y en Rodeo (Iglesia), pero no participan en ningún torneo oficial porque no reúnen los requisitos mínimos necesarios para participar en un campeonato fiscalizado por la Federación Sanjuanina de Patín, pero si los apoya asignándole instructores e invitaciones a torneos no oficiales para desarrollarse.