Superclásico en Mendoza

El segundo al hilo para Boca

Boca le ganó 1 a 0 a River con la misma fórmula que en el partido anterior, la salida rápida en contragolpe y convertir. El gol fue de Pablo Mouche luego de que Pablo Ledesma mostrara su sacrificio y calidad a la vez en un centro milimétrico en el que dejo al delantero solo con el arco vacío. Mirá el gol.
lunes, 30 de enero de 2012 · 00:17
El segundo superclásico del año (y quizás el último) fue nuevamente para Boca demostrando que al equipo que dirige Falcioni no necesita tener la pelota para ganar partidos, faceta que mostró en el campeonato que consiguió hace pocos días, ya que un contragolpe en el que Pablo Ledesma sacó un centro complicado para dejar a Pablo Mouche solo contra el arco para que cabecee y corra a gritar el gol a los 28 del primer tiempo.
 
Boca mostró nuevamente una gran solidez marcada por el orden y la entrega que tiene su mediocampo. Como ningún equipo, el termómetro. En la mitad de cancha el Xeneise mostró un gran despliegue, principalmente de Ledesma que se está convirtiendo en un jugador fundamental para la estructura de Falcioni.

River mostró dos caras: Una su parte defensiva que es frágil en el retroceso y dejando muchos espacios. La otra en su ataque en la que intenta ganar la pelota y generar jugadas de gol en base a la posesión.

El consuleo de los Millonarios que tuvo chances para empatarlo, pero los delanteros estuvieron con la pólvora mojada. Como si fuera poco, en su debut de titular, Trezeguet se tuvo que ir prematuramente del partido (a los 8 del primer tiempo) por una lesión y lo reemplazó el mendocino Gabriel Funes Mori. Cavenaghi tuvo varios tiros libres cercanos a la línea del área grande que ejecutó muy mal.

Nuevamente Boca se niega a que la historia se transforme y como la mayoría de los superclásicos contemporáneos, el Xeneise se impuso a River gracias a su orden y contundencia. Como si fuera poco en el que posiblemente sea el último “Super” del 2012 (existe la chance de la Copa Argentina) Boca consigue el segundo triunfo con solo cuatro días diferencia.

Comentarios