Pérdida en el mundo cultural

Adiós al poeta y cantor: todo Jáchal llora a Cosme Yáñez

El destacado artista falleció en las últimas horas en el departamento norteño donde le rinden una emotiva despedida.
lunes, 22 de julio de 2019 · 12:33

Siempre es triste una muerte y dicen que es doblemente triste la muerte de un poeta. Todo Jáchal llora a Cosme Roberto Yáñez, quien era un hacedor de cultura en el departamento norteño y destacado artista provincial. Desde las letras como escritor y poeta, pero también como artesano y cantor, el nombre de Cosme quedará para siempre grabado como una figura que entregó mucho a los sanjuaninos con su impronta sencilla y popular a la vez que exquisita y original.

Cuando Yáñez fue nombrado Personalidad Destacada de la Provincia el año pasado por la Cámara de Diputados de San Juan, se destacaba que en conjunto con “Los de Jáchal” escenificaron por primera vez La Misa Criolla y La Navidad Nuestra en el anfiteatro Buenaventura Luna, en el año 1979, un espectáculo que sigue presentándose en estos últimos años en el departamento Rawson. Allí Yañez supo resignificar y escenificar hechos tradicionales como la trilla y la minga, participando como director artístico del Fogón de los Arrieros durante muchos años.

También como artesano, le dio a la madera y el barro otro nivel de expresión, mixturado con sus recuerdos de huaqueño y su lucha por conservar los famosos molinos.

Yáñez será recordado también por escribir dos libros: La historia de la Fiesta de la Tradición e Intimidades históricas del Fogón de los Arrieros, éste último declarado de interés Cultural y Educativo por la Cámara de Diputados de San Juan.

Una de las últimas presentaciones de Yáñez se puede ver en este video de enero de este año.

En su departamento natal a través de las redes sociales se vieron sentidas despedidas, como la de su coterráneo, el fotógrafo Robero Ruiz quien le dedicó estas palabras: “Cosme Yañez esta en los aires de Jáchal, hizo todo para quedarse, muy joven lustró zapatos en la plaza, talló maderas, modeló el barro, restauró los molinos harineros, escribió libros, liberó su voz miles de veces para cantar y decir sus pensamientos, peleó la vida desde varios ángulos, tuvo muchos amigos. Hoy salió a volar junto a los cóndores de la cuesta de Huaco”.



Más de

Comentarios