Curiosidades

La tremenda historia de la carroza fúnebre que trasladó los restos del Wey Zapata

Esta reliquia de origen europeo ya trasladó otras personalidades a lo largo de décadas de uso en una de las cocherías más importantes de la provincia.
lunes, 12 de abril de 2021 · 22:46

El martes 6 de abril de 2021 se escribió una de las páginas más inolvidables de la historia de San Juan. Pasadas las 17:30 horas, miles de personas aguardaban a los costados del Conector Sur y otras calles de la provincia, para darle el último adiós al ‘Wey’ Zapata.  Sobre calle Salta, en la puerta de la Cochería San José, un gran número de motociclistas, vestidos para la ocasión, esperaban para escoltar los restos mortales del famoso corredor.  Los cálidos rayos de sol del otoño sanjuanino acariciaban la cara de los presentes, mientras unos detalles lujosos en negro, que desentonaban con la vestimenta y los cascos de los corredores,  llamaron la atención de los presentes.

La Lincoln 47 generó sorpresa y admiración en el sepelio del Wey.

A familiares, amigos, la prensa y personas  a pie que se acercaron al lugar para rendir su homenaje,  lo que les llamó la atención  fue la carroza fúnebre que aguardaba por el féretro. La empresa contratada para el servicio entendió que al ser una persona tan querida por la gente, debían ofrecerle a la familia algo acorde a la situación. Fue entones que hizo su aparición la majestuosa Lincoln modelo 1947 negra.

‘La carroza fúnebre de origen europeo fue ofrecida al padre de Zapata, y este estuvo de acuerdo’, contó a Diario 13 (Canal 13 San Juan), el encargado de servicio de la Cochería San José, Exequiel Rueda. Originalmente fabricada como una coupé de color verde, luego sería remodelada para cumplir un destino lleno de prestigio: ser uno de los coches fúnebres que llevó a grandes figuras sanjuaninas, de los más queridos por el pueblo.

La Lincoln fue adquirida en la década del 60’ por Don José González Amaya y traída de Europa por un buque hasta Buenos Aires, y desde allí en ferrocarril hasta tierras sanjuaninas. Rueda contó que en el viaje a la provincia, el ferrocarril se dio vuelta, y aunque la reliquia fue salvada, quedó con su parte trasera golpeada y desbalanceada. Sin duda, un vehículo lleno de anécdotas fascinantes.

Otro de los aspectos que hace a esta carroza, un tesoro sanjuanino, es que pertenece a los primeros modelos que fueron motorizados y que salían junto a los de tracción a sangre en el año 1960. Desde que pertenece a Cochería San José hizo servicios a familias destacadas como Ivica Dumandzic y Aubone.

La majestuosa Lincoln negra trasladó los restos de Monseñor López Soler, el 26 noviembre desde el Cementerio de la Capital, hacia la Cripta en la Parroquia de Concepción.  También, en los primeros días de febrero de 1997, al vicegobernador Rogelio Cerdera. El reconocido deportista sanjuanino, Alberto Wey Zapata Bacur, fue hasta el momento el último en ser llevado al último destino en la reliquia de origen europeo.

Rueda contó que la Cochería San José conserva este vehículo  como parte de su patrimonio histórico que dio inicio en el año 1939. Ese martes 6 de abril, los escoltas estaban vestidos de gala y con moño para homenajear a la figura del motociclismo. Alejandro Loaiza, conductor de la carroza y Jonathan Mercado, el acompañante,  fueron los encargados de ser parte importante del emocionante acompañamiento al Wey.

 El chofer de la Lincoln relató todavía admirado, que nunca en el largo tiempo que lleva trabajando para la empresa vio algo similar, refiriéndose a la multitudinaria manifestación de los sanjuaninos, en la que muchos de ellos gritaron ‘motocross Wey’. Si dudas, para uno de los entierros más populares de San Juan, la carroza europea estuvo más que a la altura de la circunstancia.

(Fuente: Canal 13 San Juan)

Galería de fotos

Comentarios