Final feliz

Tras vencer el cáncer en Buenos Aires, Braiden regresó a San Juan en el avión sanitario

El pequeño gigante de un año y medio obtuvo el alta médica luego de su quimioterapia en el Hospital Garrahan. Este miércoles, arribó a la provincia junto a su madre y abuelo.
miércoles, 24 de junio de 2020 · 18:45

Con tan solo un año y medio de edad, Braiden Torres Vidal acumula varias batallas en su lomo. En diciembre de 2019, cuando tenía 11 meses, el bebé sanjuanino fue internado en el Hospital Garrahan para iniciar su quimioterapia y enfrentar la leucemia. Seis meses después, obtuvo el alta y tras estar en aislamiento durante un par de semanas en un hotel de Buenos Aires consiguió regresar a su provincia natal gracias al avión sanitario. Todo esto en medio de la pandemia de coronavirus que tiene en vilo a todo el país.

La noticia que esperaban en la familia de Braiden llegó el pasado miércoles en horas de la noche. Luego de obtener el alta estuvo junto a su madre y abuelo en un hotel porteño durante dos semanas, esperaban la habilitación desde San Juan para poder regresar. Tras la nota que realizó Tiempo de San Juan, el llamado de las autoridades sanjuaninas llegó y solo quedaba formalizar el viaje.

Braiden junto a su madre Julieta

Pero la historia sumó un capítulo inesperado ese mismo miércoles. Julieta, la mamá de Braiden, tuvo que ser operada de urgencia por una complicación en el Hospital Penna de la Ciudad de Buenos Aires. Con el permiso para ser repatriados en mano, tuvieron que esperar la recuperación de la joven madre. Finalmente, este miércoles arribaron a la provincia. En el avión sanitario viajaron nieto, madre y abuelo, además del piloto y los dos médicos.

Previo al retorno, los tres repatriados fueron sometidos a los test de coronavirus en el hospital Garrahan, cuyos resultados dieron negativo, según informó su familia. De esta manera, Braiden deberá cumplir cuarentena durante 14 días en el hospital Rawson, debido a que es un paciente oncológico recientemente recuperado. Lo hará junto a su madre, mientras que su abuelo se aisló en un hotel. Los dos ya pasaron lo peor.

Una gran lucha fue la que dio, acompañado de su madre y abuelos. Ganó la pelea y consiguió que le dieran el alta hace alrededor de dos semanas tras seis meses de lucha. Idas y vueltas, con recaídas y superaciones, finalmente lo dieron al pequeño Braiden como ganador de esta contienda.

Después de que cumplan las dos semanas, los tres repatriados volverán a su casa junto a la abuela. La leucemia de Braiden movilizó a toda la Villa Marini, Santa Lucía. Es que previo a su viaje a Buenos Aires, cuando empezó todo, su familia y allegados habían organizado un bingo para recaudar fondos. Meses después, todos esperan y desean ver, aunque sea de lejos, al pequeño gigante que le ganó al cáncer.

Tíos, padrinos y primos de Braiden, ansiosos por volver a tenerlo en casa.

 

Comentarios