Panorama

De la noche a la mañana, ¿cómo cambió San Juan por el coronavirus?

Los bancos restringen los ingresos con ayuda de la policía. Cines, teatros y otros espacios públicos están cerrando o modificando sus programaciones. Los entes para pagar servicios también adoptaron protocolos de prevención, pero en la calle se vive otra realidad.
lunes, 16 de marzo de 2020 · 14:57

Ante las cifras oficiales del virus COVID-19 en el mundo, tanto en Argentina como en San Juan se estan tomando medidas para prevenir el avance de la pandemia. Los organimos públicos en la provincia han decidido implementar un protocolo para evitar la aglomeración de personas y así contribuir a la prevención del coronavirus que promueven desde la OMS y las distintas carteras sanitarias. Tambíen desde bancos, servicios públicos, bares, cafés y espacios culturales han acompañado la decición de prevenir el avance del coronavirus. Así en pocas horas y despues de los anuncios del presidente de la Nación, Alberto Férnandez, se ha comprobado como la realidad ha cambiado drásticamente a cómo se venía desempeñando días atrás.

La realidad dentro y fuera de Energía San Juan. 

En el Banco San Juan la puerta principal es custodiada por un efectivo policial que hace ingresar un grupo reducido de 4 o 5 personas para realizar cualquier tipo de trámite. Así mismo trabajan en la distancia que hay entre cada uno de los clientes, manteniendo en muchos casos un intervalo de un metro o más. También, al igual que en otros organismos financieros, han implementado la utilización del alcohol en gel y la limpieza que ahora se desarrolla a un ritmo más constante. De la misma manera, en el Banco de la Nación, otro de los organismos que más personas recibe por día, hay un policía que controla la puerta, y en este caso el mismo ha decidido utilizar un barbijo de protección. Los otros organismos financieros han implementados casi las mismas medidas de control y prevenciòn.

En bares y cafés la realidad es más heterogénea que similar. En varios casos se han tomado medidas de carácter preventivo para mantener una distancia entre los clientes. Ejemplo de esto son el café Tres Cumbres de Mendoza y Rivadavia, de Cereza Ligth ubicada a pocos metros, y varios de los que se ubican por la zona de tribunales. “Vinieron menos personas este lunes cuando en realidad tenemos más gente, pero también tratamos de mantener un poco más de distancia y limpiamos de manera constante” sostuvo uno de los empleados en el siguiente video donde además detalla el panorama que viven como empleados de un espacio visitado constantemente:

“Estamos desinfectado las mesas con agua y alcohol y los empleados están autorizados a utilizar barbijos y guantes” sostuvo otra de las empleadas de una conocida confitería a este diario. El mismo testimonio se puede ver de manera completa a continuación:

En los cafés de la peatonal muchos están agrupados y hasta el momento  no han decidido reducir la cantidad de sillas, pero si han implementado las medidas sanitarias de desinfección.
Así mismo en organismos donde los ciudadanos concurren a pagar sus servicios o a realizar algún trámite se ha puesto en funcionamiento un protocolo estricto. En Energía San Juan el ingreso se limitó a un turno de 12 personas que cada cierto tiempo. Las cuales son separadas con una distancia de casi dos metros, en tanto que otras se sientan en sillas que también se encuentran distanciadas. En el siguiente video se puede ver cómo funciona el protocolo:

Los espacios públicos como cines y teatros estan cerrando sus puetas y cancelando todas las programaciones previstas hasta el 31 de marzo. Casos como Cinema Play del Patio Alvear han comunicado este lunes el cierre momentaneo hasta el próximo 31 del corriente. Y así mismo se espera que hagan lo propio otras empresas similares. En cuanto a los casinos, en el centro todos estaban funcionando hasta el mediodia de este lunes, pero es una realidad que puede llegar a cambiar en las próximas horas. Los mismos han adoptado la medida de colocar alcohol en gel en las manos de quines ingresan de manera obligatoria y contabilizando el número de clientes que entran y salen. En diáologo con este diario los empleados detallaron en off the record que se mantienen espectantes porque no saben si van a cerrar sus puertas en la brevedad, pero que hasta el momento funcionan en su horario habitual. 

Si bien puertas adentro de la mayoría las instituciones se toman medidas para evitar el contacto o desinfectar cada cierto tiempo, en la calle la realidad es otra. Así se puede observar que dentro de bancos, oficinas del Estado o privadas, las distancias se mantienen a raja tabla y hay varias personas trabajando para limitar las aglomeraciones de grupos grandes. Pero puertas afuera la gente hace fila de manera habitual sin mantener una distancia prudente. En otros casos se toman las medidas en cuestión y se preparan para iniciar la cuarentena que propuso Fernández el pasado domingo. Algunos testimonios a continuación: 

Fotos y videos: Gabriel Iturrieta

Comentarios