Escándalo en Educación

La triste historia del maestro del barrio Aramburu que llora en lugar de dar clases

“Se tiraba al suelo llorando y preguntándole a los niños si lo querían o si también lo iban a abandonar" afirmó una de las madres. Cansados de la situación varios padres cambiaron a sus hijos de escuela. De 19 quedaron 8 niños.
viernes, 23 de agosto de 2019 · 17:01

Un insólito hecho sucedió con un maestro de la escuela General Bartolomé Carreras ubicado en el barrio Aramburu en Rivadavia. El hombre de 37 años identificado como Gabriel Fernández asistía a dar clases en un claro estado depresivo porque su pareja lo habría abandonado hace 5 meses. “Queremos que los chicos tengan clases normales de una vez por todas, hace 5 meses este hombre viene llorando y se tira al suelo preguntándole a los niños si también lo quieren o si también lo van a abandonar” afirmó una de las madres ante la consulta de este medio.

“Encima viene todo despatarrado, no parece un maestro, somos varios los padres que hemos decidido sacar a nuestros hijos de la escuela porque así no se puede seguir, mucho de nuestros niños llegan angustiado porque este hombre le plantea problemas que no son de los chicos” agregó otra de las madres que prefirió mantener reservada su identidad “para evitar problemas”.

De los 19 solo quedaron 8 alumnos que aún permanecen en la escuela, y desde esta semana se encuentran en la sala de Computación con una docente auxiliar, debido a que el maestro concurre diariamente pero se encierra en su aula a llorar. Y si bien se intentó persuadir al docente para que modifique su actitud, las autoridades aseguraron que "amenazó con denunciarlos por discriminación si lo sacan del aula".

El docente es el titular del curso y, al parecer, llora delante de sus alumnos porque su novia lo dejó y argumenta que eso le impide dar clases de manera normal. Algunas versiones también indicaron que los alumnos recorrían el colegio sin tener clases, algo que fue desmentido por la gobernación.

Además otro de los padres que habló con Tiempo de San Juan afirmó que el maestro “le mostraba fotos de la novia y lloraba y que por eso nosotros decidimos hacer algo al respecto" dijo la madre de uno de los menores.

Por su parte, la directora de la escuela Alejandra Peralta señaló que comunicó la situación al Ministerio de Educación y que cuando fue a explicarle al docente que no podía continuar con este comportamiento, "se tiró al suelo llorando y preguntándole a los niños si lo querían o si también lo iban a abandonar". En ese momento, los chicos se pusieron a llorar alrededor del docente, por lo que Peralta decidió apartar a los alumnos para protegerlos.


 

Comentarios