Tristeza 

Murió Apola, la perrita viajera que conmovió a San Juan

Durante días recorrió San Juan subiéndose en un colectivo tras otros. Buscaban a su familia, pero según dice alguien la obligó a bajar en la Ruta 20, fue atropellada y murió. 
viernes, 17 de mayo de 2019 · 09:21

La historia de la perra que subía y bajaba de los colectivos sanjuaninos, la polizona más simpática de todas, terminó en una tragedia. Es que el animal fue atropellado y murió poco después, a pesar de los esfuerzos de veterinarios y amantes de los animales, que la llevaron a la clínica y hasta empezaron una campaña para buscar dinero. 

La historia de Apola, como fue bautizada en las redes, empezó hace algunos días con una pequeña confusión. Primero pensaban que era un macho, aunque poco después descubrieron que era una perra. Esta mestiza, con aspecto de labradora, comenzó hace algunos días a convertirse en la compañera de decenas de colectiveros sanjuaninos. 

Simpática y muy educada, según los choferes, subía a las unidades, si había espacio se echaba en un asiento y siempre cedía el asiento a todos por igual, quedándose en el pasillo y acompañando a los viajeros. 

Su "modus operandi" era siempre el mismo: subía, no pagaba pasaje, hacía parte del recorrido y a veces se quedaba en los parederos a acompañar a los choferes. Una polizona a toda regla. 

Lamentablemente habría sido un gesto insensible el que desencadenó el triste desenlace. Mientras los proteccionistas sanjuaninos habían empezado una campaña para encontrar a la familia o un adoptante para Apola, alguien, dicen que una mujer, obligó a bajar a la perra en la Ruta 20, frente a la Comisaría 31 de las Chacritas. 

De ahí no se sabe bien qué pasó, pero especulan que la perra no supo cuidarse del paso a toda velocidad de los autos que van por la Ruta. Apola fue atropellada y encontrada muy herida el día miércoles. La trasladaron a la Veterinaria Montilla, donde empezaron a tratarla, intentando salvar su vida, pero este jueves a última hora murió. 

Ahora los que ayudaron en sus últimas horas a Apola necesitan saldar la deuda del tratamiento, para lo que están pidiendo donaciones. Los que deseen colaborar, pueden acercarse por la veterinaria, en calle Mendoza Norte 1771, entre Corrientes y Benavidez, de 8:30 a 12:30 y de 17 a 21 horas. 

 

Comentarios