Difícil situación

El dramático relato de un abuelo que vive en condiciones inhumanas

Hace 6 meses que no tiene luz. Tiene que pedir comida para sobrevivir y hace sus necesidades en un tacho. Según sus propias palabras “mis  hijos se olvidaron que yo existo hace tiempo”.
miércoles, 24 de abril de 2019 · 15:58

En el límite entre Rawson y Capital vive Horacio Salazar, un hombre de 70 años que se encuentra en una situación de pobreza extrema. Tiene que mendigar comida entre los vecinos  de la zona para poder “zafar” el día.  Hace sus necesidades fisiológicas en un tacho porque que su baño se encuentra completamente inhabilitado, con el riesgo de ser un foco constante de infección.   A eso se le suma que desde hace 6 meses que no tiene luz en el cuartito donde vive porque un día la instalación eléctrica ocasionó un incendio quemando el foco fluorescente, y hasta ahora no ha podido comprar un repuesto para remplazarlo. Tres de sus hijos viven a pocos metros, pero como asegura Horacio “no me invitan ni siquiera a comer, mis hijos se han olvidado que yo existo hace tiempo”. Además sostiene entre lágrimas que “hace 15 años que estoy en esta situación, todos los días me levanto y le pido a alguien que me de comida, nunca pido plata, sino que me den comida”.

El día a día se hace cada vez más difícil teniendo en cuenta el panorama detallado y por ser un adulto mayor que transita la tercera edad. El mismo atestigua que “cada día se hace más difícil sobrevivir, a mí no me ayuda mi familia, y es duro. Pero quiere que le diga una cosa…”- cortando su relato para poder disimular las lágrimas que le produce hablar de su vida- “siempre esperanzando que venga mi hijo a llevarme, esperándolo todos los días, hace 5 años que no lo veo”.

 

A la difícil situación se suma el actual estado de salud que tiene Salazar, tiene hipertensión; problemas de visión y el frio constante que pasa por las noches le lleva a tener problemas en las articulaciones y en los huesos.  “Me tengo que ayudar yo solo como puedo porque siempre estoy solo, no importa que sea un día importante como navidad o mi cumpleaños siempre estoy así” afirma con la voz entre cortada.

Según el testimonio de los vecinos, Salazar está en esa situación desde hace un tiempo pero no conocen exactamente cuales fueron los motivos. El hecho es preocupante, por varios factores, pero hasta el momento no ha recibido la ayuda que le posibilite salir de esta calamitosa realidad. Algunos vecinos su vez, manifestaron su descontento por los olores que emana la vivienda al pasar, como así también por los desechos cloacales acumulados en baldes.  

Galería de fotos

Comentarios