Tres expertos te explican todo lo que tenés que saber de temblores

Patricia Alvarado, Silvia Moreno y Francisco Ruiz, especialistas del ámbito sismológico, responden las preguntas que todos los sanjuaninos nos hacemos
sábado, 26 de septiembre de 2015 · 09:07
Jorge Balmaceda Bucci
jbalmaceda@tiempodesanjuan.com

El terremoto de Chile del pasado 16 de septiembre movió las estanterías del conocimiento de los sanjuaninos. A pesar de saber que vivimos en una zona sísmicamente muy activa, terminamos siendo presos del pánico y la incertidumbre ante una situación crítica. Frente a este panorama, y sabiendo que el piso seguirá moviéndose por el resto de los días en nuestra provincia, Tiempo de San Juan consultó a tres especialistas en la materia para intentar encontrar las respuestas idóneas y las armas adecuadas para superar de la mejor manera posible un futuro movimiento telúrico. 
 
Patricia Alvarado, geofísica e investigadora del CONICET en el Instituto de CIGEOBIO, Silvia Moreno, investigadora científica del área Ingeniería Sismoresistente del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES), y Francisco Ruiz, director del Instituto Geofísico-Sismológico Ing. Fernando Volponi, accedieron con total gentiliza a la consulta de este medio y pusieron sus conocimientos al servicio de todos contestando las siguientes preguntas.

-¿Por qué ocurrió el terremoto de Chile?
 
P. Alvarado.-Específicamente hay que decir que fue un terremoto de subducción, esto significa que dos placas chocan entre sí. En este caso, entre la Placa de Nazca, que viaja bajo el océano Pacífico hacia el este, y la Placa Sudamericana, sobre la que estamos parados, que viaja hacia el oeste. Eso está en continuo movimiento, es decir, la placa de Nazca se hunde pasando por debajo de nosotros. Pero de repente ese movimiento se traba, empieza a acumular energía que es liberada repentinamente por un terremoto como el del 16 de septiembre en Chile.
 
 
-¿El sismo de Chile aumenta las probabilidades de que haya uno así en San Juan?
 
S. Moreno.-No hay una manera de asegurar que no vaya a ocurrir cambios en la energía interna de la Tierra. El terremoto de Chile sucede porque hay una liberación de energía en una zona de interacción de las placas, pero los terremotos que tenemos en San Juan no son de interacción de placas sino que son provocados adentro de la Placa Sudamericana por liberación de energías a través de las fallas geológicas. Lógicamente va a haber un acomodamiento de energía interna y eso está demostrado por las réplicas que se están sucediendo. Ese equilibrio interno va a modificar otros sectores de energía, pero no hay una conexión directa con los terremotos que sucedan en San Juan.
 
-¿En San Juan puede producirse un terremoto de 8,4º de magnitud como el de Chile?
 
F. Ruiz. -Los sismos nuestros no son tan largos ni tampoco de tanta magnitud. Todo se resuelve más o menos en un minuto. La energía destructiva se libera en unos pocos segundos, pero puede provocar mucho daño. En Chile ha habido sismos de 9,5, por lo que se puede decir que el de la semana pasada fue relativamente suave. Hay que recordar que la magnitud va en escala logarítmica, esto quiere decir que cada un grado se tiene 10 veces más de energía liberada. 
 
-¿Las réplicas van a seguir durante mucho tiempo?
 
P. Alvarado. -Sí. El contacto de las dos placas no se produce en un plano perfecto. Tiene rugosidades, zonas que disipan, algunas que son como barreras, entonces va poco a poco reacomodándose. Además, por haber hecho un sacudón tan fuerte hacia el oeste, esta placa tiende a tener una reacción hacia el otro lado y eso provoca que todo el sistema se siga moviendo hasta que vuelva a trabarse. En estos momentos sigue disipando energía. Cada vez que se mueve es un sismo, se movió la falla geológica. Van a seguir produciéndose durante semanas y meses, pero serán de menor tamaño de energía y más esporádicas.
 
-¿Realmente San Juan está preparado para soportar un terremoto de gran magnitud?
 
S. Moreno. -Después del terremoto del ‘44, donde el 80% de las construcciones quedaron devastadas, se comenzó un proceso de reconstrucción de nuestra provincia completamente, tanto desde lo edilicio como de lo urbanístico. Calles y veredas anchas, se controló la forma y la altura de los edificios, todo tal cual dictan los reglamentos, que día a día se van renovando hasta llegar el reglamento vigente. Esto nos da la tranquilidad de vivir en una zona segura desde el punto de vista de las construcciones.
 
F. Ruiz. -Nuestra construcción está preparada para soportar los sismos sanjuaninos, es decir, los sismos intra-placas. La vivienda su puede romper o quebrar, pero no se va a caer. Lo más importante es tener un comportamiento adecuado. El gobierno debería asegurar que los cables que están por sobre nosotros no se caerán en caso de sismo porque pueden generar problemas muchos más graves que el propio sismo.
 
-¿Los diques corren peligro de destrucción en un terremoto?
 
P. Alvarado. –No. Acá en San Juan, tanto en emprendimientos mineros, construcciones de diques y otras grandes obras, tienen prevista la magnitud del sismo mayor que haya ocurrido probabilísticamente en la zona. San Juan es una cuna internacional de ingeniería civil y sismo resistente y viene gente de todo el mundo a formarse con todos las técnicas novedosas que se aplican acá y se van poniendo el código de construcción sismo resistente.
 
-¿Los sanjuaninos sabemos cómo actuar cuando ocurre alguno?
 
P. Alvarado. -Creo que el terremoto de los otros días no ha servido para reflexionar y volver a revisar cómo hay que reaccionar ante un sismo. Hay gente que se desespera y está delante de niños y jóvenes. Falta más conciencia y las escuelas debería permanentemente estar educando sobre cómo se debe vivir y actuar en una ciudad tan activa sísmicamente como San Juan. 
 
S. Moreno. -En un momento de tensión, la persona responde según la práctica que tenga incorporada. Es decir, en un momento de tensión no me puede detener a pensar, es algo que hago de manera innata. Entonces, si yo tengo incorporada la práctica de la prevención, inmediatamente voy a actuar como corresponde y no voy a dudar.
 
El tema es cuando no estamos preparados. Solamente lo hemos estudiado, pero nunca lo hemos practicado, entonces cuando llega un momento de tensión actúo mal.
F. Ruiz. -Estamos muy preocupados por el comportamiento de la gente en general. Están más preparados los chicos que los adultos, a los que se les transforma la cara cuando uno empieza a hablar de estas cosas.
 
-¿Qué hay que hacer cuando nos percatamos que hay un sismo?
 
F. Ruiz. -No sirve de nada correr, salvo que estemos en un lugar que no sea sismo resistente o lleno de peligros.
En una situación así debemos salir de inmediato porque es una trampa mortal. En nuestra casa todos deberíamos saber cuáles son los lugares seguros antes de que pase un sismo de importancia. Siempre hay que buscar un lugar que asegura o proteja mi integridad física. Hay que alejarse de los vidrios y de los elementos pesados que hay colgados cerca. Si no lo hay, debemos salir a un lugar despejado, ponernos en cuclillas y proteger nuestra cabeza con las manos para cubrirnos de cualquier cosa que nos pueda caer. Si vamos conduciendo, deberíamos disminuir la velocidad y buscar el lugar seguro más cercano para que la calle quede despejada para el uso de ambulancias, bomberos y policía.También tenemos que saber que un sismo importante puede dejarnos sin luz, comunicaciones y agua. Por eso debemos tener alimentos no perecederos en casa y agua de reserva. También sería buena contar con un botiquín de primeros auxilios por lo que pueda pasar.
 
 

Galería de fotos

14
1

Comentarios