Astronomía

Millonaria donación de universidades yanquis a un observatorio

El complejo Carlos Cesco cumple 50 años y las universidades de Yale y Columbia le hicieron entrega de los edificios y el instrumental de observación de su propiedad, utilizados mientras duraron sus investigaciones en San Juan.
martes, 31 de marzo de 2015 · 20:12
Los edificios y el instrumental con que los norteamericanos estudiaron las estrellas en la Estación Astronómica Dr. Carlos Cesco, quedarán a disposición de los sanjuaninos y todo aquel científico interesado en observar las constelaciones australes.
 
Hoy, al cumplirse 50 años de la creación del complejo dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, las universidades de Yale y Columbia decidieron donar todas las edificaciones y telescopios con que llevaron a cabo sus investigaciones.
 
La millonaria donación nació con la Estación, pues es la parte física de un convenio que logró hace cinco décadas el astrónomo Carlos Cesco, con las universidades norteamericanas antes mencionadas, informó el director del Observatorio Astronómico Félix Aguilar (OAFA), Carlos López.

En concreto, el magnífico obsequio consta de un telescopio astrográfico doble, único en su tipo en todo el hemisferio sur, los edificios situados en el departamento Calingasta y que sirven de residencia para astrónomos (totalmente equipados) y que se dividen en biblioteca, casa para el director, taller mecánico, grupo electrógeno, depósito, edificio de cúpulas y otras dependencias.
 
Además de los edificios ubicados en Calingasta, la donación comprende un edificio construído en la ciudad de San Juan y que sirve de casa para el director. 

Un poco de historia
 
Fue a principios de los '60 cuando las instituciones mencionadas decidieron colocar en el hemisferio sur un observatorio astronómico con la idea de determinar movimientos propios absolutos de estrellas australes.
 
Después de años de pacientes observaciones, más de 103 millones de estrellas australes poseen movimientos propios determinados con datos obtenidos en la Estación Astronómica Dr. Carlos Cesco, lo que representa una fuente invaluable e inagotable de información para el estudio detallado de nuestra galaxia.

El proyecto fue liderado por los Dres. Dirk Brower, de la Universidad de Yale, y Jan Schilt, de la Universidad de Columbia y contaron con la colaboración del Dr. Carlos Cesco del OAFA. Las instituciones norteamericanas consiguieron un subsidio de la Fundación Ford para encarar la compra del instrumental adecuado y la construcción de los edificios necesarios (cúpulas, residencia para astrónomos, biblioteca, casa para el director, etc.).
 
El nuevo observatorio se construyó en un terreno de 40 hectáreas cedidas por los propietarios de la Estancia El Leoncito, Sres. Ricardo Ferrari y Héctor Zamarbide. El observatorio, denominado Observatorio Austral Yale – Columbia, se inauguró el 31 de marzo de 1965. 

En 1973 la Universidad de Columbia se retiró del proyecto y luego de un convenio firmado en 1974, la recientemente creada Universidad Nacional de San Juan, tomó participación activa en el observatorio, que a partir de ese momento comenzó a llamarse Proyecto Yale – San Juan y el observatorio adoptó el nombre de Estación Astronómica de Altura El Leoncito.
 
Por su parte, la Universidad de Yale, y a los efectos de agilizar la obtención de fondos de la US National Foundation, creó el Yale Southern Observatory, que a partir de 1975 -y hasta la fecha-, es presidido por el Dr. William van Altena.

En marzo de 1990, al cumplir los 25 años, y a propuesta de la cámara de diputados de la provincia de San Juan, la institución cambió su nombre por el de: Estación Astronómica Dr. Carlos Cesco.

Después de años de pacientes observaciones, más de 103 millones de estrellas australes poseen movimientos propios determinados con datos obtenidos en la Estación Astronómica Dr. Carlos Cesco, lo que representa una fuente invaluable e inagotable de información para el estudio detallado de la galaxia.
 

 
2
2

Comentarios