Imperdible

Rematan muebles de la morgue

Será el martes 10 de noviembre. Lo recaudado será destinado a la cooperadora. Para fin de año organizarán otro remate más grande con todo el mobiliario del edificio histórico del hospital Rawson.
lunes, 09 de noviembre de 2015 · 11:55
Por Natalia Caballero
ncaballero@tiempodesanjuan.com

Conseguir un archivero vintage es una tarea complicada y se torna una misión más difícil aún si se busca no gastar demasiado en la compra. Para los fanáticos de ese tipo de artículos, el martes 10 de noviembre a las 13 hay un remate de mobiliario y objetos varios usados en el Rawson. La mayor parte de los artículos se ocupaban en la morgue que funcionaba en el nosocomio. La cooperadora del hospital está a cargo de la venta y también tendrán bajo su tutela otro que gran remate se viene. Antes de fin de año se organizará una venta gigante con todos los objetos del viejo hospital, cuyas dependencias serán trasladadas. 

Anatomía patológica, área más conocida por todos como la morgue, ahora funciona en el edificio nuevo. Con la mudanza, se restringieron las actividades que llevan adelante los profesionales de la salud que trabajan allí. Ahora no se hacen más autopsias en el Rawson sino que se realizan en la morgue judicial, que funciona en el hospital Marcial Quiroga. 

Debido al cambio de perfil de la dependencia y al traslado, varios objetos que se usaban antiguamente quedaron disponibles para los remates que organiza la cooperadora del Rawson. Debido a la cantidad de artículos se armaron dos remates: el primero se hizo el viernes 30 de octubre y el próximo será el martes 10 de noviembre. 
En la primera venta hubo muchos aparatos médicos. Éstos fueron el gancho que atrajo a varios médicos, que adquirieron la maquinaria para ser usada en las clínicas privadas que tienen. 

"Se le da prioridad a la gente que trabaja en el hospital, es por esta razón que se avisa primero puertas adentro del nosocomio en los avisadores que hay instalados en los pasillos”, informó Alicia Quiroga, empleada de la Cooperadora. 

En el remate del martes habrá muchos muebles, entre los cuales se encuentran sillas, mesones, archiveros, sillones, banquetas, camillas, entre otros. No todos los objetos son de la morgue, muchos son parte del remante que queda de ventas anteriores. Un archivero de metal que se consigue en el mercado a más de $2.000 puede adquirirse a $250 en estas baratas. 

El próximo gran remate que se viene tendrá como protagonistas todos los artículos que queden en desuso del viejo hospital, que será trasladado a dependencias provisorias hasta que se inaugure la fase III del Rawson. 
"Aún no nos informan cuando va a ser ese remate, seguro que va a ser una venta muy grande, como la que se realizó en Traumatología años atrás”, recordó Alicia. 

El remate de Traumatología fue el tercero que se realizó en el nosocomio desde que comenzaron los traslados al nuevo edificio del Rawson. El primero implicó la venta de todos los elementos que se utilizaron en Maternidad, el segundo fue del mobiliario de Consultorios Externos (que se renovó por completo) y este último, que incluyó desde muebles hasta algunos instrumentos para practicar cirugías.

Fuentes del ministerio de Salud aseguraron que la mudanza comenzará pronto y que tienen previsto antes de que culmine el 2015 vender todos los objetos viejos. Las únicas piezas que no se venderán son aquellas de gran valor histórico, las cuales se destinarán a un museo que también tendrá sede en el edificio que se piensa restaurar.

El dinero recaudado es usado por la cooperadora para financiar tareas solidarias. Actualmente se abocan al pago de los pasajes semanales para los pacientes de Bariátrica, que realizan un tratamiento complejo para adelgazar. Para el Día del Niño armaron un gran chocolate con todos los chicos que estaban internados en el Rawson. 

Un poco de historia

El fundador del hospital fue Fray Antonio de Viniegras, hay dos documentos que avalan esto: uno fechado el 20 de octubre de 1771, donde él se dice el fundador del hospital San Juan de Dios, el otro es un recibo de diezmos.

 Pasando ya a los comienzos del siglo XIX, para conocer la situación de San Juan llegó el general José de San Martín, siendo José Ignacio de la Roza gobernador de San Juan. El prócer, al ver la falta de personal especializado en tratar heridos de guerra, hizo venir desde Mendoza a los betlemitas, ellos organizaron el "Hospital de Sangre”, en el lugar del Hospital San Juan de Dios, para curar a los heridos de la guerra de la Independencia. Luego los frailes acompañaron a San Martín hasta Perú, convirtiéndose en los médicos del Ejército de los Andes.

El hospital San Juan de Dios estuvo en el mismo sitio hasta 1862, cuando fue trasladado al lugar donde hoy se encuentra la Junta de Reconocimientos Médicos y empieza a llamárselo "Hospital de Hombres”. En 1886 sufre el segundo traslado, al sitio donde hoy está el cuerpo de Bomberos, en calle San Luis entre Aberastain y Caseros.

 Desde 1890 empieza a llamarse hospital Dr. Guillermo Rawson, impuesto por ley firmada por Alejandro Albarracín en honor a su maestro y amigo, fallecido en París el 2 de febrero de 1890. Allí se construyeron las primeras instalaciones. El terremoto del 27 de octubre de 1894 lo afectó en los dos pabellones que tenía. En 1905 sufre el tercer y definitivo traslado a la llamada "Quinta San Martín”, actual Avenida Rawson, en terrenos que le pertenecieron a las familias Laspiur-Albarracín. Los comienzos fueron muy precarios, se mantenía con una partida anual de 18.000 pesos. Solo tenía dos médicos rentados. A partir de allí se inicia las construcciones y las especialidades, que hicieron de este hospital uno de los más importantes del país.

*Fuente: Profesora Leonor Paredes de Scarso.

Galería de fotos

Comentarios